ECONOMíA › LA CRISIS ENERGETICA EN LA GIRA DE DE VIDO POR ALEMANIA

“Un colapso que nunca ocurrió”

El ministro de Planificación visitará hoy las usinas que está construyendo Siemens para Argentina. El plan energético.

 Por Fernando Krakowiak
Desde Berlín

El ministro de Planificación, Julio De Vido, llegó ayer por la tarde a una fría y lluviosa ciudad de Berlín para dar comienzo a una gira oficial de tres días que tiene como objetivo principal afianzar los vínculos comerciales con Alemania. Hoy visitará la planta industrial de Siemens, donde se están construyendo dos usinas que permitirán ampliar la capacidad de generación eléctrica en un siete por ciento a partir de marzo del año próximo. “En 2004 la situación energética era muy compleja, pero ahora tenemos en marcha un plan para salir adelante sin aumentar las tarifas residenciales ni poner en riesgo la competitividad de la economía”, aseguró ante un reducido grupo de periodistas durante una cena en el coqueto Hotel Regent, donde se hospeda. La gira también incluye la visita a una fábrica de trenes de alta velocidad y reuniones con los principales ministros del gobierno alemán.

De Vido aprovechó el encuentro con la prensa para polemizar con aquellos analistas que aseguran que el país atraviesa una crisis energética. “Desde que asumimos vienen pronosticando un colapso que nunca ocurrió. Se han equivocado y se siguen equivocando. Sin duda nuestro plan tiene puntos discutibles, pero muchos de los que nos cuestionan se limitan a anunciar el apocalipsis cada vez que se corta la luz en dos manzanas de Caballito porque se quemó un transformador”, disparó.

El funcionario, quien viajó acompañado por el secretario de Energía Daniel Cameron, cuestionó que un corte de luz que afecta a 20 mil personas durante algunos días de calor extraordinario sea “tapa de los diarios durante dos semanas” cuando los usuarios residenciales en la zona de Edelap, Edenor y Edesur son 5,2 millones. Uno de los factores que, según dijo, incide fuerte en el aumento del consumo eléctrico son los aires acondicionados. “En 2005 se vendió 1,5 millón. Una locura, pero yo no voy a salir a pedir que compren menos aires porque no quiero desalentar el consumo”, expresó.

También aprovechó la oportunidad para volver a negar que se les haya solicitado a las grandes empresas racionalizar su consumo para evitar problemas en la red. “No les pedí ninguna colaboración. El subterráneo, por ejemplo, baja su nivel de frecuencias en el verano porque hace más calor y la gente viaja menos, no porque yo los haya llamado.” Para De Vido, ni la generación ni la distribución eléctrica están al límite de su capacidad. En el caso de la distribución, aseguró que en lo que va del verano el pico de consumo fue de 17.200 megawatios, una cifra menor al alcanzado en el invierno e inferior a “los más de 19 mil MW que tenemos de capacidad en la actualidad”.

Mientras que por el lado de la generación, destacó las ampliaciones parciales de capacidad que se están llevando a cabo a partir del lanzamiento del plan Energía Plus, implementado para ampliar la oferta de los grandes usuarios, y la construcción de las centrales termoeléctricas Manuel Belgrano y José de San Martín, a donde se instalarán las usinas de Siemens una vez que estén concluidas. Para financiar estas obras se obtuvieron 500 millones de dólares de las generadoras acreedoras de Cammesa a través del Foninvemen, un aporte de medianos y grandes usuarios a partir de un cargo tarifario de 3 por ciento sobre el valor de la energía y aportes complementarios de bancos, AFJP y del propio Estado.

El objetivo del Gobierno es que las grandes empresas se asocien con generadoras eléctricas y petroleras para financiar obras de expansión de la red e incluso de exploración que les permitan acceder a la energía necesaria para hacer frente al incremento de su producción, pero De Vido aclaró que el Estado deberá dar el visto bueno a esos acuerdos entre privados tomando en cuenta niveles de costo y rentabilidad “razonables” para la economía local. “No vamos a dejar de intervenir. Respetamos las reglas del capitalismo, pero no somos un espectador pasivo frente al libre mercado”, señaló.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Julio De Vido visitará las usinas que se instalarán en las centrales Belgrano y San Martín.
 
ECONOMíA
 indice
  • LA CRISIS ENERGETICA EN LA GIRA DE DE VIDO POR ALEMANIA
    “Un colapso que nunca ocurrió”
    Por Fernando Krakowiak Desde Berlín
  • GASTAN MAS LOS QUE LLEGAN QUE LOS QUE SE VAN
    El turismo dio superávit
    Por Fernando Krakowiak

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.