ECONOMíA › LAS ESCRITURAS, EN UNA MESETA

Con aumento escaso

Según el último informe periódico de Reporte Inmobiliario, en el primer semestre del año la cantidad de escrituras aumentó un 1,2 por ciento, cifra magra considerando el fuerte crecimiento de la economía en general y el sector de la construcción en particular. Para los empresarios del rubro, ese “amesetamiento” se debe básicamente a la falta de crédito y a las exigencias que pesan sobre las constructoras para que tengan estudios medioambientales y de impacto en la infraestructura de servicios.

Héctor D’Odorico, de la Cámara Inmobiliaria, interpretó que ese “amesetamiento” responde al hecho de que el mercado “tomó una aceleración muy alta en valores” y, al no haber crédito suficiente para convalidar esos altos precios, las propiedades no pueden venderse.

A ese presunto tope en el precio de las unidades destinadas al segmento ABC1 o a la clase media habría que añadirle la demora en obtener los permisos correspondientes para construir, incluyendo la certificación de Aysa para realizar una nueva obra.

D’Odorico, miembro de la comisión directiva de la Cámara Inmobiliaira Argentina (CIA), recordó que, aunque la veda inmobiliaria ya no existe más en barrios capitalinos como Núñez, Coghlan, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Palermo y Caballito, los constructores deben, de todos modos, conseguir certificaciones que retrasan la ejecución de las obras y disminuyen la oferta de unidades nuevas.

Para José Rozados, responsable de aquel informe, la clave está en una saturación del sector ABC1, al que se orientó el grueso de la oferta en estos últimos años de bonanza inmobiliaria, sumada a la dificultad para que los sectores medios califiquen para la obtención de préstamos.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.