ECONOMíA › LOS CLIENTES DE LA EMPRESA ESTUDIAN SUS POSIBILIDADES LUEGO DEL ANUNCIO OFICIAL

Los abonados, entre el Gobierno y la firma

El Gobierno reiteró que deben buscar otro prestador de banda ancha, pero la compañía del Grupo Clarín les remarcó que no necesitarán cambiar de proveedor porque seguirá brindando el servicio.

 Por Fernando Krakowiak

El Gobierno y el Grupo Clarín intentaron ayer llevarle tranquilidad al millón de clientes de Internet que tiene Cablevisión, aunque con argumentos irreconciliables que combinados no hacen más que generar desconcierto. El Ministerio de Planificación distribuyó un comunicado donde les informa que la migración forzada hacia un nuevo operador no les generará costos adicionales. La empresa, en cambio, les remarcó que no necesitarán cambiar de proveedor porque seguirá brindando el servicio con normalidad.

A través de la resolución 100, publicada ayer en el Boletín Oficial, el Gobierno oficializó la declaración de caducidad de la licencia de Fibertel, tal como lo había anunciado el jueves. El argumento es que el Grupo Clarín disolvió esa sociedad en enero de 2009 y desde entonces brinda el servicio de manera irregular a través de la firma Cablevisión, sin tener la autorización del organismo regulatorio.

La medida recibió duras críticas por parte de la oposición (ver aparte) y generó incertidumbre entre los usuarios del servicio. Por ese motivo, el ministro de Planificación, Julio De Vido, habló ayer por la mañana nuevamente sobre el tema. “Cablevisión está prestando en forma trucha el servicio de banda ancha. Se autoadjudicó esa facultad como si fuera el Estado”, sostuvo al ser entrevistado por una emisora radial. Luego sostuvo que la decisión no fue sorpresiva porque a principios de agosto habían intimado a la firma para que deje de incorporar clientes, pero “no sólo no lo hicieron, sino que al otro día pusieron publicidad en los diarios ofertando el servicio”.

“Se evitaron todos los procedimientos administrativos y se cayó directamente en una caducidad, algo que, en los últimos 30 años, nunca ocurrió y menos por esta causa”, retrucó el gerente general de Cablevisión, Carlos Moltini. Además, la empresa les envió un mensaje a sus clientes. “Queremos que estés tranquilo. El servicio no dejará de funcionar ni tampoco necesitás cambiar de proveedor”, pudieron leer ayer los abonados al conectarse a Internet.

Desde el Ministerio de Planificación, en cambio, ratificaron que los clientes de la firma tienen 90 días para buscarse un proveedor alternativo. En un comunicado difundido por la tarde el organismo informó que hay más de 300 operadores que ofrecen Internet en todo el país (en la solicitada publicada ayer por la mañana en los diarios se mencionaban 200) y se remarcó que la Comisión Nacional de Comunicaciones y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia garantizarán el mantenimiento de las condiciones de competencia existentes en el mercado y la calidad en la prestación del servicio.

En diálogo con Página/12, Moltini cuestionó esas afirmaciones. “Dicen que hay 300 operadores, pero casi todos son revendedores de ADSL de las telefónicas”, sostuvo el ejecutivo. La estrategia de la empresa es mostrar la medida como parte de un plan tendiente a beneficiar a Telefónica y Telecom, argumento que comparten con los partidos de la oposición. Al igual que lo hizo en 2002, cuando la devaluación había dejado a la firma a merced de sus acreedores extranjeros, el Grupo Clarín también busca exaltar su origen nacional para diferenciarse de las telefónicas, en manos de accionistas españoles e italianos. El problema es que en este caso además debe demostrar que Cablevisión tiene una licencia de telecomunicaciones vigente.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“Cablevisión está prestando en forma trucha el servicio”, sostuvo De Vido.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.