ECONOMíA › FINANCIAMIENTO DE LARGO PLAZO

Banca de desarrollo

 Por Tomás Lukin

El financiamiento de largo plazo para la inversión en infraestructura, de industrias de alta tecnología, logística, impulsar la creación de puestos de trabajo, la sustitución de importaciones y la promoción de exportaciones es una condición necesaria para el desarrollo económico del país y la región. Ese fue el eje del debate ayer en uno de los paneles del congreso de la Asociación de Economía para el desarrollo de la Argentina (AEDA), que protagonizaron el subsecretario de Financiamiento, Adrián Cosentino, y el vicepresidente del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes) de Brasil, Joao Ferraz.

Ambos funcionarios destacaron el rol del Estado en ese proceso para garantizar y direccionar la oferta de crédito a largo plazo. No obstante, los expositores coincidieron al señalar que no es posible que los distintos instrumentos del sector público financien toda la inversión de largo plazo. Por eso, resaltaron la necesidad de que la banca privada se involucre de forma activa en ese proceso.

En esas exposiciones se explicó que el Bndes es una de las experiencias más exitosas de banca de desarrollo en América latina. Los créditos de la institución representan el 65 por ciento del todo el financiamiento de largo plazo en Brasil. La entidad, que se financia con recursos propios y con fondos del Tesoro, cumple un rol central para preservar la fortaleza del mercado interno, las exportaciones y la actividad industrial en el escenario de crisis internacional. Al mismo tiempo, la entidad provee instrumentos al sector industrial para compensar la pérdida de competitividad que genera la apreciación del tipo de cambio, uno de los temas más sensibles entre los empresarios del país vecino según explicó Ferraz a Página/12. “Sin un Estado desarrollista, no hay desarrollo. La banca pública es esencial para asegurar la estabilidad del sistema bancario y la permanente disponibilidad de recursos para financiar inversiones. Para ser efectivo, un banco de desarrollo debe tener los medios necesarios”, señaló el vicepresidente del Bndes en el evento de AEDA, que se desarrolla en la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.

El gobierno nacional estudia hace más de cuatro años la creación de un banco de fomento público y promoción de inversiones; incluso en mayo pasado la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y la ministra de Industria, Débora Giorgi, anunciaron que el Poder Ejecutivo estaba diseñando un proyecto de ley para crear la entidad. Sin embargo, el subsecretario de Financiamiento consideró que “Argentina cuenta con un sistema de banca de fomento muy efectivo donde el Estado viene protagonizando un papel muy relevante como inversor directo”. En ese sentido, Cosentino destacó el rol en el financiamiento de largo plazo del Banco Nación, el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), el programa de financiamiento productivo del Bicentenario y el Fondo de Garantías de Sustentabilidad de la Anses. “No podemos pretender que el sector público desde su estructura financie toda la inversión de largo plazo, necesitamos una mayor participación del sector privado”, advirtió el funcionario.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Banca de desarrollo
    Por Tomás Lukin
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.