ECONOMIA › CUANTO GANARON LOS QUE ACEPTARON LAS RENEGOCIACIONES ANTERIORES

Los canjes previos fueron un buen negocio

 Por Cristian Carrillo

Los fondos especulativos en litigio contra la Argentina rechazaron en dos oportunidades la posibilidad de canjear sus papeles defaulteados, bajo el argumento de que se trataba de una propuesta ruinosa para sus finanzas. No obstante, el relevamiento sobre los precios de los papeles ofrecidos en ambas operaciones, a los que se suma el pago de vencimientos por estas tenencias, evidencia que fue un excelente negocio para quienes aceptaron. Los cupones atados a la marcha de la economía que se adjuntaron como incentivo a los bonistas contemplaron todos los años –hasta 2012 y con excepción de 2010– un promedio de 1500 millones de dólares anuales, que por sí solos permitieron recuperar hasta el 50 por ciento de la inversión inicial. Por su parte, los tres títulos que integraron la oferta de canje acumulan una mejora de precios de más de 200 por ciento desde su emisión.

El primer canje, que se realizó en 2005, estuvo compuesto por un menú de títulos que incluyó bonos Discount (o Descuento), Par, Cuasipar y cupones de PIB, todos se emitieron bajo legislación local y de Nueva York, en pesos, dólares, euros y yenes, dependiendo del origen del tenedor. Los bonos Par se entregaron sin quita –por cada cien dólares de deuda a reestructurar se entregaron cien de bonos Par– y vencimiento en 2038. En el caso de las emisiones en pesos, se ajustaban por CER. El Descuento se entregó con una quita de 66,3 por ciento de la deuda a canjear y vencen en 2033. Finalmente, los Cuasi Par (emisión exclusiva para las ex AFJP) reconoció el 69,9 por ciento por cada lámina de 100 a canjear y vence en 2045. Los cupones pagan siempre que el crecimiento supere un umbral previsto en el papel (un promedio de 3,3 por ciento). Hasta el momento pagó 398 millones de dólares en 2006, 815 millones (2007), 1329 millones (2008), 1407 millones (2009), 2482 millones (2010) y 3275 millones (2012). Estos papeles ya pagaron 50 por ciento de los 48 dólares máximo por unidad que pueden acumular en desembolsos antes de que caiga la deuda. Es un tope que algunos inversores prevén alcanzar en 2015.

En 2010 la operación tuvo algunos retoques derivados de las cláusulas de mejor acreedor y derechos bajo futuras ofertas, que establecen que cualquier mejora debe extenderse a los que ingresaron a los canjes anteriores. Es la misma situación que se presenta con la nueva propuesta para los fondos buitre. A grandes inversores se les entregó bono Descuento, los minoristas pudieron elegir entre Descuento y Par, mientras que no se hizo emisión de Cuasipar. Por cada Discount se entregó un Cupón PIB, pero no se reconocieron los pagos por crecimiento de años anteriores. Por último, se incorporó el bono Global 2017 por los intereses entre 2005-2009. Fue un negocio redondo, incluso sin tomar en cuenta el plus anual que ofreció el crecimiento de la economía desde el canje hasta la fecha.

Los bonos desde su creación evidenciaron una rápida revaluación en el caso de las emisiones en dólares, mantienen una paridad cercana al 100 por ciento. Hoy el tenedor tiene el precio completo respecto de su valor técnico. Esto implica que al vender, por ejemplo, un Discount se obtiene el monto que se reconoció al momento del canje. En el caso del Par, la paridad se encuentra por encima del 50 por ciento. En el mercado secundario los bonos Discount ganaron 148,2 por ciento en precio en ocho años, mientras que el PAR mejoró 200,5 por ciento y los cupones 218,5 por ciento, siendo esos los más negociados.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Los canjes previos fueron un buen negocio
    Por Cristian Carrillo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.