EL MUNDO › TENSIóN ENTRE FRANCIA Y COLOMBIA POR EL ROL DE LOS MEDIADORES ANTE LAS FARC

Ingrid fue condecorada en París

Mientras Betancourt recibía un caluroso homenaje en el Senado francés, Colombia extraía datos de la computadora de Raúl Reyes que involucran al emisario suizo en el pago de un rescate que el gobierno francés habría hecho por la liberación de Ingrid hace varios años.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Ingrid Betancourt recibió ayer un caluroso homenaje durante una sesión especial del Senado francés, al mismo tiempo que se desplegaban en el cielo los primeros nubarrones sobre las relaciones entre Bogotá y dos de los tres países que actuaron como mediadores en la negociación para la liberación de los rehenes secuestrados por las FARC. El trío está compuesto por Francia, Suiza y España, pero Colombia, según datos extraídos de esa polifónica fuente de información en que se ha convertido la computadora del número dos de las FARC, Raúl Reyes, apunta ahora sus dardos contra el emisario suizo, Jean-Pierre Gontard. El emisario de la Confederación Helvética aparece en los correos electrónicos de Reyes como el portador de medio millón de dólares destinados a la guerrilla para pagar el rescate de dos ejecutivos que habían sido secuestrados por el grupo insurgente en junio del año 2000. Los mensajes cubren el período que va de agosto a diciembre de 2001 y están dirigidos tanto a Reyes como a Rodrigo Granda, el llamado “canciller” de las FARC capturado y luego liberado en 2007 a pedido expreso del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Los correos difundidos por la prensa indican que Gontard entregó el dinero en San José de Costa Rica a miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. En un mensaje fechado el 21 de diciembre de 2001 se lee lo siguiente: “Lo de Gontard se recibió sin mayores contratiempos. Se contó, estaba completo y se dejó a buen recaudo. En total son 500 y espero instrucciones a donde hacerlos llegar”. Bogotá se apoyó en este descubrimiento para decir que perdió confianza en los mediadores de Francia y Suiza. El alto comisionado para la paz, Luis Carlos Restrepo, reveló que el pasado 27 de junio el presidente Alvaro Uribe comunicó “en tono muy enérgico” a los dos enviados que se “había minado la confianza del gobierno” en la gestión que estaban llevando a cabo. Restrepo aseguró que los delegados “parecen más consejeros políticos de las FARC que facilitadores”.

Restrepo también arremetió contra la mediación francesa cuando aseguró que “en el caso de Francia el delegado aparece ofreciéndoles a las FARC levantarles el calificativo de terroristas, negociaciones directas y una oficina en París en febrero de este año”. París reaccionó con perfil prudente a estas acusaciones. Francia expresó el martes que “toma nota” del rechazo colombiano a la mediación europea, pero reiteró su voluntad de seguir hablando con las autoridades de Bogotá para ayudar a liberar a las personas que aún siguen secuestradas. El portavoz de la Cancillería francesa aclaró además que la misión de los mediadores que asociaba a Francia, Suiza y España “fue estructurada y realizada de acuerdo con las autoridades colombianas”. La computadora de Raúl Reyes y sus infinitos correos empiezan a tener una funcionalidad de oráculo muy útil para descalificar amigos y enemigos. Por ejemplo, siempre según estos textos divulgados ahora por la televisión colombiana RCN, Francia habría pagado en 2003 una suma de dinero no conocida para la liberación Ingrid Betancourt. De acuerdo con RCN, en una de las computadoras se encontró un correo del que se desprende que Francia se hizo estafar cuando pagó un monto equis a personas que, al parecer, no tenían vínculos serios con los secuestradores.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó el martes en Washington una declaración en la que “urge” a la guerrilla de las FARC y a todos los grupos irregulares colombianos a que liberen de forma “inmediata y sin condiciones” a sus rehenes y que entablen negociaciones con el gobierno colombiano. La declaración también expresa una “felicitación al pueblo y al gobierno de Colombia” por el rescate de los quince rehenes liberados el pasado 2 de julio. A su vez, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, envió una carta al mandatario venezolano, Hugo Chávez, en donde le agradece los “esfuerzos incansables que permitieron a los secuestrados de Colombia volver a la libertad y al amor de sus seres queridos”. Cabe puntualizar que entre enero y febrero de este año, la senadora colombiana Piedad Córdoba y Hugo Chávez lograron que las FARC pusieran en libertad y de manera unilateral a seis rehenes. Habrá que esperar ahora qué dirán los correos de Raúl Reyes. Estos salen en la prensa en ocasiones oportunas y operan como un aliado inesperado de uno de los jugadores de este enredado, complejo, cambiante y nunca transparente juego.

Compartir: 

Twitter
 

Betancourt con el presidente de Senado francés, Christian Poncelet, durante el homenaje de ayer a la ex rehén.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.