EL PAIS › LA CAMARA CRIMINAL DE NEUQUEN CONDENO, POR UNANIMIDAD, AL POLICIA QUE HACE QUINCE MESES DISPARO CONTRA EL DOCENTE

Prisión perpetua para el asesino de Fuentealba

En un fallo histórico, la Justicia consideró que el cabo José Darío Poblete mató con alevosía al docente que participaba de una manifestación. Los querellantes esperan que se avance hacia los responsables políticos como el ex gobernador Jorge Sobisch.

 Por Elio Brat

Desde Neuquén

A quince meses del asesinato del profesor de Química Carlos Fuentealba, la Cámara Criminal Primera de Neuquén emitió un fallo histórico: condenó por unanimidad al cabo José Darío Poblete a prisión perpetua como autor material de esa muerte. “Homicidio calificado con dolo directo, agravado doblemente por abuso en su función como policía y por su alevosía”, reza el texto de la sentencia unánime. Sandra Rodríguez, viuda de Fuentealba, recibió el veredicto junto a sus hijas y decenas de docentes de la Asociación de Trabajadores de la Educación provincial (Aten) que colmaban la sala de audiencias. La emoción que inundaba el recinto se reflejó en la marcha de más de tres mil trabajadores que vivaban el nombre de su compañero asesinado y reclamaban que la Justicia “llegue a los responsables políticos” de la represión. El ex gobernador Jorge Sobisch, el ex subsecretario de Seguridad Raúl Pascuarelli y la cúpula policial son los blancos de ese reclamo. Excepto el ex mandatario provincial, todos están procesados en la causa Fuentealba II.

El 4 de abril del año pasado, cuando una manifestación docente ya se estaba desconcentrando sobre la ruta 22, Poblete disparó una granada de gas lacrimógeno que impactó en la cabeza de Fuentealba, quien estaba sentado en el asiento trasero de un Fiat 147. Los jueces Mario Rodríguez Gómez, Luis Fernández y Héctor Dedominichi le dieron relevancia al testimonio de la docente Marcela Roa, considerada la “testigo clave” del juicio. Roa señaló a Poblete como el ejecutor del disparo que terminó con la vida de Fuentealba. A pocos días del asesinato, identificó al ahora ex cabo en una rueda de reconocimiento. Su testimonio, para los jueces, fue “convincente”, “determinante” y no dejó “ningún margen de duda acerca de su veracidad”.

Los magistrados refutaron cada uno de los planteos de Ladislao Simón, el defensor del policía, que calificó la investigación como “fraudulenta” y pidió la anulación de toda la prueba por encontrarla “nula de nulidad absoluta”.

Rodríguez Gómez, presidente del tribunal, señaló en su fallo que la represión policial en la ruta 22 “fue exagerada e injustificada”. Sobre la declaración de la testigo Roa, dijo que fue “fundamental” y de un “notable valor para la acusación contra Poblete”. Y respecto DE la teoría esbozada por el defensor del policía, quien llegó a inferir en su alegato que “los propios compañeros de Fuentealba lo mataron, golpeándolo con una barreta al tratar de sacarlo del Fiat 147 donde viajaba”, Rodríguez Gómez destacó que “esa posibilidad cabe solamente en el imaginario del defensor”.

Al argumentar por qué Poblete actuó con “dolo directo” al disparar sobre el docente, el juez remarcó que “a Carlos Fuentealba no le dieron la oportunidad de realizar la más elemental de las defensas: escapar, protegerse, correr” y “el imputado aprovechó esa indefensión para atacarlo como lo hizo, sabiendo lo que iba a ocurrir”, disparando a menos de diez metros con su pistola lanzagases.

Cuando Rodríguez Gómez leyó la sentencia que condena a prisión perpetua a Poblete, afuera y adentro del auditorio el público estalló en gritos, lágrimas, aplausos y cantos. “Esto para nada es un festejo. Sólo es un desahogo de lo que hace un año parecía imposible de lograr. Lo que alcanzamos es un logro en procura de la verdadera justicia y para que no haya impunidad”, dijo a Página/12 el secretario general del gremio docente neuquino, Marcelo Guagliardo. “Esto es producto del esfuerzo de miles de compañeros aquí y en el resto del país. Esta condena es realmente ejemplificadora: para que nunca más un policía se atreva a hacer lo que hizo Poblete con Carlos”, agregó el dirigente, para quien “este fallo abre el camino para la causa Fuentealba II, donde lograremos que tampoco ningún gobernador más autorice ni ordene una represión como la que ordenó (el ex gobernador) Sobisch en Arroyito”.

Sobisch declaró como testigo y deslindó su responsabilidad en el operativo que provocó el homicidio de Fuentealba. Apuntó contra la policía. Los querellantes en el juicio tienen ahora por delante la tarea de avanzar hacia los responsables políticos de la represión que coartó la vida de Fuentealba.

Compartir: 

Twitter
 

El ex cabo primero José Darío Poblete fue condenado a prisión perpetua.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.