EL MUNDO › HEBERT VELOZA CONFIRMó LOS NEXOS CON POLíTICOS, MILITARES Y POLICíAS

Un jefe “para” admitió más de tres mil asesinatos

El ex jefe paramilitar colombiano Hebert Veloza, alias “HH”, admitió que él y sus hombres cometieron más de 3000 asesinatos entre los años 1994 y 2003 en los que lucharon contra las guerrillas colombianas. Veloza confirmó en la misma entrevista al diario El Espectador los nexos de algunos políticos, militares y policías con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y señaló que con su extradición a EE.UU. “las víctimas quedarán sin conocer las verdades”.

Veloza se refirió sin anestesia a la cantidad de personas que mató su organización durante años. “Fueron muchos (asesinatos), calculo que mis dos bloques asesinaron a 3000 personas o más. Muchos se tiraron al (río) Cauca. Cantidades”. HH, otrora uno de los más temidos jefes de las AUC, además reconoció que “murieron más inocentes que culpables, pero así es la guerra”, dijo al diario bogotano. “Matamos a mucha gente sólo por el hecho de que los señalaran (como colaboradores o simpatizantes de las guerrillas izquierdistas)”, añadió en las declaraciones que hizo desde la cárcel.

Tras indicar que ingresó a las AUC en 1994, cuando tenía 28 años, dijo que luego de recibir varios meses de entrenamiento en una hacienda del departamento de Córdoba (norte), realizó su primera operación a finales de ese año. “Fue ese año la primera vez que maté a alguien”, narró. Aunque aseguró que en el entrenamiento no le enseñaron a descuartizar los cuerpos –como se supo que hacían algunos paramilitares con sus víctimas–, admitió que “decapitamos a muchas y se hizo como estrategia para promover el terror”.

El ex jefe paramilitar, cuya extradición por narcotráfico a Estados Unidos fue autorizada el viernes por la Corte Suprema de Justicia, reconoció que las AUC fueron infiltradas por los narcotraficantes.

El paramilitar señaló que con su extradición y la de otros jefes de la ultraderecha armada a Estados Unidos las víctimas “van a quedar sin verdades”. “Creo que la verdad sí quedará mocha, sin terminar de contar ya que como usted sabe, una guerra tan larga y tan atroz no se cuenta en un mes o dos meses. Hay gente que dice que no se está contando la verdad.”

También admitió que en su lucha contra las guerrillas, sus fuerzas contaron con el apoyo directo o indirecto de altos mandos militares y policiales, especialmente en la región bananera de Urabá (noroeste). “Yo transité libremente en una (camioneta) Hilux blanca, que llamaban ‘camino al cielo’ y asesinábamos todos los días, en todos los municipios de Urabá. La única que denunciaba era (la alcaldesa) Gloria Cuartas”, dijo al respecto.

En esa línea, Veloza sostuvo que “todos los senadores, representantes o políticos que han resultado mencionados” en el escándalo de la “parapolítica” han dicho que son sus enemigos y se los ha combatido. A todos “se les ha comprobado que sí tenían vínculos con las autodefensas (...) Nosotros estamos como la novia fea, en la noche nos acariciaban y en el día no nos volteaban a mirar”, añadió.

HH, que ingresó a las AUC como patrullero y llegó a ser parte del “estado mayor” (mando central) de esa organización armada de extrema derecha, combatió en los departamentos (provincias) de La Guajira, Atlántico, Córdoba, todos al norte del país, y en el de Valle (suroeste), indicó. El grueso de las AUC se desmovilizó tras una negociación con el gobierno del presidente Alvaro Uribe, que para ello les ofreció beneficios judiciales si confesaban todos los delitos cometidos e indemnizaban a las víctimas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.