EL PAíS › PLANTEO DEL OBISPO DE NEUQUéN, MARCELO MELANI

Un remedio para años de impunidad

 Por Washington Uranga

En virtud de cumplirse el 4 de agosto un nuevo aniversario del asesinato en 1976 del obispo riojano Enrique Angelelli, el obispo de Neuquén, Marcelo Melani, emitió un comunicado dirigido a toda su comunidad en el que pide “renovar nuestro compromiso de cristianos para que –honrando la sangre derramada de nuestros mártires– nos volvamos a sumar fraterna y sencillamente a la lucha por la vida de todo el hombre y con todos los hombres”. Se agrega también que “a nosotros, como neuquinos, esta memoria de la vida nos encuentra en un momento muy importante” porque “estamos para asistir a un acto de Justicia que esperamos ponga remedio a tantos años de impunidad, de aparente triunfo de muerte: el juicio penal a algunos responsables de los aberrantes delitos de lesa humanidad cometidos en nuestra zona”.

Desde que Jaime De Nevares, primer obispo de Neuquén y destacado luchador por los derechos humanos, estaba al frente de esa diócesis, se estableció que el 4 de agosto de cada año se dedicara a “hacer memoria de los mártires latinoamericanos”. La decisión fue ratificada por los obispos que lo sucedieron y, de esta manera, los católicos neuquinos conmemoran cada año esta jornada.

Según señala Melani, el recuerdo se hace en virtud de aquellos “que desde la fe cristiana, comprometidos con el Evangelio de la Vida, entregaron la propia para que nuestro pueblo tuviera vida y la tuviera en abundancia”. Y agrega también que dicho recuerdo se extendió a “todos los mártires del continente” porque “las dictaduras de muerte fueron trágicamente simultáneas en toda nuestra América latina”.

El año anterior, al recordarse los 30 años del asesinato de Angelelli, el cardenal Jorge Bergoglio, presidente de la Conferencia Episcopal, celebró misa en la capital riojana y exaltó la tarea del prelado. Jorge Oesterheld, vocero del Episcopado, dijo entonces que “Angelelli fue perseguido y le costó lágrimas y esfuerzos predicar el Evangelio”. Sin embargo, hasta ahora pocos son los pasos institucionales que la Conferencia Episcopal ha dado para impulsar, tanto el proceso judicial reabierto en la justicia riojana para investigar los detalles del asesinato, como el proceso eclesiástico que reconozca la muerte martirial de Angelelli, pese a que esto es reclamado por muchas comunidades católicas.

Ahora, el 4 de agosto, “la Iglesia de Neuquén, en todas sus comunidades, quiere hacer memoria de todos los hermanos y hermanas de América latina que han sido fieles al Dios de la vida comprometiéndose hasta las últimas consecuencias con todo el pueblo y todos los pueblos, especialmente los excluidos”, dice el comunicado que lleva la firma del obispo Melani.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.