EL MUNDO › DOS BRITANICOS Y CINCO ESTADOUNIDENSES DISCOLOS

Miniprotesta previa a los JJ.OO.

Los enormes esfuerzos de China para impedir cualquier protesta que pudiera estropear los Juegos Olímpicos de Beijing fueron desafiados el miércoles cuando cuatro activistas desplegaron una pancarta a favor de la independencia del Tibet, la crisis de Darfur y la libertad religiosa. Dos manifestantes estadounidenses y dos británicos eludieron la red de seguridad olímpica, y trepados a un par de faroles a pocos metros del Estadio Olímpico donde se inauguran hoy los Juegos, desplegaron una pancarta en la que se leía en inglés y en chino: “Tibet será libre” y “Tibet libre”. “Llevamos a cabo esta acción pacífica para llamar la atención sobre la mortal represión del gobierno chino en el Tibet y su intento de utilizar los Juegos para encubrir los abusos sobre los derechos humanos allí”, dijo el estadounidense Phill Bartell de 34 años, que pertenece al grupo Estudiantes por un Tibet Libre (SFT). Además de Bartell, los estudiantes eran Iain Thom, de 24 años, de Edimburgo, Escocia. Lucy Marion, de 23 años, de Cambridge, Inglaterra, y Tiran Mink, de 32 años, estadounidense de Portland, Oregon. Bartell, que fue uno de los improvisados escaladores, subrayó que “mientras la gente con conciencia apoye activamente a los tibetanos en su lucha por la libertad y los derechos humanos, la presión sobre China para resolver el problema continuará creciendo”. “Los tibetanos lo han arriesgado todo para exigir libertad y respeto a sus derechos y han sido brutalmente reprimidos por las autoridades chinas”, afirmó por su parte Iain Thom. Por otro lado, en la plaza Tiananmen, tres activistas estadounidenses cristianos hablaron contra los derechos humanos de China y protestaron contra sus políticas de control de la población. Los hechos, especialmente las manifestaciones de extranjeros, pusieron de manifiesto las dificultades que enfrentan los gobernantes del Partido Comunista Chino para mostrar al mundo un país próspero y armónico durante las celebraciones. Los cuatro manifestantes pro Tibet han sido deportados a sus países, mientras que los manifestantes cristianos fueron retirados de la plaza Tienanmen por policías vestidos de civil.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.