EL MUNDO › PARA MONITOREAR LA RETIRADA DE TROPAS RUSAS

Llegan veedores de la UE a Georgia

 Por Vanessa Mock *

Desde Bruselas

El comienzo de la misión de la Unión Europea (UE) para monitorear el prometido retiro de las tropas rusas de Georgia empezó ayer con los nervios destrozados por las provocaciones a último minuto de Moscú, y las dudas sobre sus posibilidades finales de éxito.

Más de doscientas fuerzas de paz están siendo desplegadas bajo un cese de fuego negociado por Francia para obligar a Rusia a retirar sus tropas de las “zonas colindantes” dentro de Georgia antes del 10 de octubre. Pero el lanzamiento tropezó cuando Moscú se negó a permitir el acceso a los monitores a lo que llama áreas de “seguridad”, citando temas técnicos relacionados con el acuerdo de paz. Las fuerzas de seguridad, conducidas por Francia e Italia, pudieron eventualmente alcanzar sus cuarteles generales regionales ayer, pero el acceso total seguía siendo un tema. El jefe de la misión, Hansjoerg Haber, dijo que las seguridades dadas por el Kremlin eran “entendidas en forma diferente” por los militares en tierra, en medio de los informes que algunos observadores fueron obligados a volverse de las regiones fronterizas.

La UE espera establecer un retiro “paso a paso” de las tropas rusas y un regreso simultáneo de la policía de Georgia para evitar un vacío de seguridad, que podría resultarle beneficioso a las milicias errantes. Pero su éxito a largo plazo es una apuesta mayor, ya que dependerá en si las fuerzas de seguridad son capaces de ir más allá de las zonas de seguridad y entrar en las regiones disidentes de Osetia del Sur y Abjasia. Rusia, cuyas tropas llegaron en agosto después de que Georgia trató de retomar Osetia del Sur, reconoció la independencia de ambos territorios y desafió todos los pedidos de retirar sus tropas. En cambio, dice que planea apostar más de 7.000 tropas para “garantizar la seguridad” en esas áreas.

“Creo que es improbable que Rusia haga concesiones sobre esos territorios, por cierto no ahora”, dice Antonio Missiroli del Centro Europeo de Política, un think-tank con sede en Bruselas. “El juego diplomático es complicado, porque le dice ahora a los europeos que tienen que negociar con aquellos territorios ellos mismos, no con Georgia, algo que nadie quiere hacer”.

Esta semana, la UE repitió los pedidos para que se le permitiera a la misión desplegarse totalmente, de acuerdo con el trato negociado el mes pasado por el presidente Nicolas Sarkozy. “Consideramos que ambos territorios son parte de Georgia y no aceptamos su independencia, insistió Christina Gallach, vocera del jefe de la diplomacia extranjera de la UE, Javier Solana. “De manera que esto es algo que debemos ver más tarde este mes, una vez que estemos seguros de que las fuerzas rusas están fuera de la zonas de seguridad”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para PáginaI12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.