EL MUNDO › CUATRO DE CADA CINCO ESTADOUNIDENSES APRUEBAN SU MANEJO DE LA ECONOMíA Y BIDEN TOMA LA POSTA

Aplausos para el discurso de Obama

Tras la performance del presidente, ayer le tocó a su compañero de fórmula hacer anuncios de cómo piensa controlar el gasto público, quién será el secretario de Comercio y cómo se hará la retirada de Irak. Hoy presentan el presupuesto.

Veinticuatro horas después de pronunciar un discurso que disparó su índice de popularidad, Barack Obama le cedió la posta a su vice. Con una serie de anuncios sobre la economía y la guerra de Irak, Joseph Biden mantuvo la iniciativa del gobierno demócrata en la jornada previa a la presentación de su presupuesto. Anteayer, en su discurso anual ante el Congreso, Obama había presentado a Biden como el encargado de controlar el gasto estatal. “Nadie juega con Joe”, había dicho el mandatario, desatando una ovación en la hilera demócrata.

Ayer, Biden explicó cómo piensa ejercer ese control. “Convoqué a una reunión para asegurarme de estar en conocimiento de qué es lo que cada miembro del gabinete va a hacer, qué recursos tiene a su disposición, cómo van a distribuir esos recursos, cómo van a controlar el uso del dinero”, señaló en conferencia de prensa. A su vez, advirtió que habrá sanciones para quienes no utilicen bien los recursos. “Debemos asegurarnos de que esto se hace correctamente. Debemos saber dónde va el dinero. Cuando las cosas no se hagan bien, podemos llegar incluso a retirarle los fondos a un estado. Podemos hacer que rindan cuentas. En otros casos, podemos usar la televisión, la radio y otros medios de comunicación para ponerlos en evidencia por no hacer lo que debían hacer”, advirtió.

En otro frente, el vicepresidente adelantó ayer que Obama anunciará esta semana su plan para el retiro de las tropas de Irak. “El presidente va a hacer una declaración exclusivamente sobre ese tema el viernes. Explicará de forma detallada y convincente de qué manera cumpliremos con nuestra promesa de campaña de retirarnos de Irak de forma gradual y responsable”, señaló. Según fuentes del gobierno, Obama reducirá la presencia militar estadounidense de 140.000 a 30.000 soldados antes de agosto del año que viene. Biden también habló de la nueva designación para ocupar la cartera de Comercio (ver aparte).

Hoy Obama retomará el protagonismo. Presentará su presupuesto 2010, en el que intenta conciliar su programa de políticas públicas con el objetivo de reducir el déficit a la mitad para el fin de su mandato.

Consciente de las expectativas, Obama fue prudente. “Mi presupuesto no intentará resolver todos los problemas. Apenas reflejará la realidad que heredamos: un terrible déficit, una crisis financiera y una economía en recesión”, advirtió ayer.

En el discurso ante el Congreso, el mandatario advirtió que el proyecto de ley de presupuesto debe tomarse como una hoja de ruta. “A menudo, este documento se ha visto como una mera planilla con números, o como una lista de mandados. Pero yo lo veo diferente. Para mí es un mapa que nos guía, es una vision de América”, dijo el presidente.

Además, Obama había dicho que su presupuesto reflejará por primera vez en ocho años los gastos bélicos: “Durante los últimos siete años, hemos sido una nación en pie de guerra. Ya no ocultaremos ese precio”.

Durante la administración Bush, los gastos provocados por las guerras en Irak y Afganistán nunca se habían incluido en el presupuesto original, sino que se financiaban con partidas extraordinarias.

El discurso de Obama fue elogiado por la prensa de su país y se dispararon los índices de aprobación del manejo de Obama de la economía. Según una encuesta de CBS News, ese índice saltó del 63 por ciento antes del discurso a 80 por ciento.

“La crisis económica necesita una respuesta inmediata, astuta y completa. Y el martes por la noche, Obama demostró una vez más la ambición y la amplia perspectiva con las que logró ganar la Casa Blanca, hoy reclamadas por la crisis”, opinó The New York Times. “El presidente estadounidense subió a la colina del Capitolio la noche pasada y jugó su presidencia para sacar al país de la crisis económica”, consideró por su parte el The Washington Post.

Por su parte, los principales congresistas republicanos aseguraron que colaborarán con el gobierno en este momento de crisis, aunque aclararon que continuarán marcando sus diferencias. “Los ayudaremos. Pero tendremos nuestras divergencias. Los republicanos pensamos que la vuelta a la prosperidad depende de una mayor libertad individual, no de una mayor burocracia ni de un Estado más fuerte”, puntualizó Mitch McConnell, jefe de la bancada republicana en el Senado.

Compartir: 

Twitter
 

Obama felicitado efusivamente por Nancy Pelosi mientras Biden aplaude el Estado de la Unión.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.