EL MUNDO › DEMJANJUK, DE 89 AñOS, FUE DETENIDO EN OHIO Y SERá JUZGADO EN MUNICH

Deportan al nazi más buscado

Según los fiscales alemanes, un testigo describió a Demjanjuk como el “Angel de la Muerte” y dijo que su tarea principal en el campo de concentración de Sobibor era empujar judíos a las cámaras de gas.

 Por Tony Paterson *

Desde Berlín

La movida de Alemania para traer ante la Justicia al nazi más buscado por crímenes de guerra comenzó desfavorablemente ayer: una ambulancia de la Cruz Roja llevó a Jon Demjanjuk en una camilla con tubos que le salían de su nariz a la prisión de Stadelheim, en Munich, donde debía esperar el juicio, pero nadie abrió la puerta.

Visiblemente avergonzado, un policía de civil que escoltaba al obrero ucraniano de la industria automotriz de 89 años, desde el aeropuerto de Munich, tocó el timbre de la puerta de acero de la prisión y esperó impacientemente alguna respuesta del teléfono de la entrada. Nada pasó. Demjanjuk, vestido con un sacón de cuero negro y una gorra de béisbol, estaba en la parte trasera de la ambulancia y no dijo ni palabra. Después de su deportación y subsecuente vuelo transatlántico desde su hogar adoptivo en Cleveland, Ohio, no se movió con su boca semiabierta y sus manos cruzadas sobre sus piernas.

Luego, después de lo que pareció una eternidad, el teléfono de la entrada cobró vida. Demjanjuk fue llevado hasta otra puerta y entró a la prisión donde, incidentalmente, estuvo prisionero brevemente Adolfo Hitler en 1922. El comité de recepción se había confundido de puerta. Así terminó el que podría ser el último intento de fuga de Demjanjuk por supuesta complicidad en el asesinato de unos 29.000 prisioneros en el campo de exterminio de Sobibor, en Polonia ocupada por los alemanes durante las últimas etapas de la Segunda Guerra Mundial.

Demjanjuk protestó por su inocencia todo el tiempo. Lo seguía haciendo aun cuando los agentes estadounidenses lo sacaban de su casa en Ohio el lunes y lo ponían a bordo de un jet Lear privado en el que voló hasta Munich ayer a la mañana. Horas antes, Demjanjuk había perdido su última apelación para quedarse en Estados Unidos con motivo de su precaria salud. Después que a Demjanjuk, todavía respirando por un tubo nasal, se le leyera su orden de arresto de 21 páginas, su abogado Günter Maull apeló los cargos, sosteniendo que la evidencia era débil y que la jurisdicción de Alemania en el caso era dudosa.

Pero los fiscales del estado de Munich dicen que han reunido una cantidad de documentos que prueban los antecedentes nazis de Demjanjuk, incluyendo una tarjeta de identidad de la SS que muestra que estaba apostado en Sobibor en 1943. Dicen que han obtenido testimonios de varios testigos, incluyendo sobrevivientes del campo. Uno de ellos describió a Demjanjuk como el “Angel de la Muerte” y dijo que su tarea principal en el campo era empujar judíos adentro de las cámaras de gas.

Thomas Blatt, de 82 años, sobreviviente de Sobibor, que sería un testigo clave en el juicio, dijo ayer que Demjanjuk pertenecía a un grupo de guardias ucranianos en el campo de exterminio reclutados por los nazis, que eran temidos por su brutalidad. “Eran los que les disparaban a los ancianos y a los enfermos que no podían caminar más”, dijo. “Usaban las bayonetas de sus rifles para arriar a los prisioneros desnudos dentro de las cámaras de gas.”

“No tenemos duda de que es responsable por la muerte de más de 29.000 judíos”, dijo Kurt Schrimm, el fiscal del estado alemán que preside la investigación. “Por primera vez hemos encontrado una lista de nombres de la gente a la que Demjanjuk llevó personalmente a las cámaras de gas.”

Los fiscales alemanes sostienen que Demjanjuk estuvo efectivamente fugado desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Nacido en Ucrania en 1920, se unió al Ejército Rojo al comienzo de la guerra y luchó hasta que fue capturado por las tropas alemanas en 1942. Luego afirma haberse unido a la unidad antisoviética fundada por los nazis. Dice que luchó con ellos hasta el final de la guerra.

El mes pasado, el Centro Simon Wiesenthal puso a Demjanjuk primero en la lista de los más buscados criminales de guerra nazis. Pero si el juicio tendrá o no lugar es una conjetura. Lo que sí es definitivo es su extradición desde Estados Unidos y, suceda lo que suceda, Demjanjuk pasará el resto de sus días en Alemania.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Jon Demjanjuk viaja en ambulancia desde el aeropuerto de Munich camino a la cárcel.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.