EL MUNDO › SEGUN REVELO UN GENERAL RETIRADO, EL EJERCITO COMETIO ABUSOS SEXUALES EN ABU GHRAIB

Las violaciones que EE.UU. no ve

Hace unos días, Obama vetó la publicación de cientos de fotos de la cárcel. Se sabía que los carceleros torturaron y vejaron a presos iraquíes. Ahora se sabe que también violaron. El Pentágono y la Casa Blanca desmintieron el informe.

Los soldados norteamericanos no sólo torturaron a sus prisioneros iraquíes en Abu Ghraib, sino que también los violaron y los sometieron a todo tipo de abusos sexuales. Así lo reveló ayer el general retirado del ejército norteamericano Antonio Taguba al diario británico Daily Telegraph. Las fotografías que el presidente Barack Obama censuró el mes pasado mostrarían justamente eso. Soldados penetrando a prisioneros con objetos como bastones, alambres y un tubo fosforescente, y a un militar desgarrando la ropa de una prisionera iraquí. El Pentágono y la Casa Blanca desmintieron todo el informe del diario británico, al que calificaron de poco confiable.

“Ninguna de las fotos en cuestión corresponden a las imágenes que se describen en el artículo”, aseguró el vocero del Pentágono, Bryan Whitman. El funcionario insistió en que ninguna de las pruebas que recolectaron en 2006 sobre las torturas en la cárcel de Abu Ghraib indican que hubo violaciones o abuso sexual explícito. Su colega en la Casa Blanca, Robert Gibbs, fue aún más duro. Además de atacar la noticia, le pegó al diario británico, el mismo que destapó el uso irregular de fondos públicos en el Parlamento británico, que le costó la cabeza al presidente del Legislativo, un hecho inédito en la historia reciente de la isla.

“Sólo digamos que si quisiera saber cómo le fue al Manchester United anoche en la final de la Copa Champions League quizás abriría un diario británico –dijo y luego la remató–. Pero si estuviera buscando algo que bordeara con las noticias reales no estoy seguro que eso sería lo primero que buscaría.” Anoche las páginas web de los principales diarios británicos reclamaban una rectificación por el exabrupto del vocero.

Pero nada dijeron de las palabras o del rol del general Taguba. “La sola descripción de esas fotos es suficientemente horrenda, créanme”, señaló el militar retirado. A pesar de la repercusión que tuvo la entrevista en la prensa de todo el mundo, el general intentaba defender la decisión de Obama de mantener ocultas las imágenes. “Su publicación habría puesto en peligro a nuestras tropas cuando más las necesitamos, y a las tropas británicas que intentan llevar seguridad a Afganistán”, justificó Taguba, uno de los oficiales norteamericanos que estuvieron a cargo de la investigación castrense de las torturas y los malos tratos a los prisioneros en la cárcel iraquí.

Según explicó al diario británico, las imágenes que Obama censuró forman parte del informe que él y otros oficiales redactaron en 2004. “Esas fotografías muestran torturas, abusos, violaciones, todo tipo de actos indecentes”, recordó Taguba, quien se retiró de las Fuerzas Armadas en enero del 2007. A finales de abril pasado Obama anunció que vetaba la publicación de una serie de cientos de fotografías que había reclamado la ONG Unión Norteamericana de Libertades Civiles bajo el acta de Información Pública y que la Justicia había autorizado.

A los pocos meses de dejar el uniforme, Taguba había sido entrevistado por la prestigiosa revista norteamericana The New Yorker. El resultado fue muy similar al del Daily Telegraph. Según recordaron ayer los principales medios estadounidenses, el general retirado le había contado a la revista que durante su investigación vieron un video que mostraba a un soldado violando a una prisionera.

La noticia entonces no llamó tanto la atención, quizá porque denuncias como ésa se habían vuelto moneda corriente durante la gestión de George Bush hijo y porque el presidente de Estados Unidos aún no había vetado la publicación de esas mismas imágenes. “No sé a qué habría servido su publicación, salvo a un objetivo puramente legal”, había explicado entonces Taguba. Por entonces y bajo el gobierno de Bush había quedado claro que los represores norteamericanos no serían juzgados penalmente. Tres años después la afirmación sigue vigente.

Compartir: 

Twitter
 

Esta es una de las imágenes que destaparon el horror que ocurría en la cárcel de Irak.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.