EL MUNDO › LAS TROPAS OFICIALES LIBERARON A CERCA DE 40 REHENES CON UN SALDO DE 19 MUERTOS

Final violento en Pakistán

Un grupo comando liberó a decenas de rehenes que habían sido retenidos durante 22 horas en el cuartel general. Las primeras investigaciones apuntan hacia grupos vinculados con los talibán en la provincia de Punjab.

 Por Andrew Buncombe y Omar Waraich *

Desde Islamabad

Uno de los ataques más audaces y espectaculares en la historia de Pakistán llegó ayer a su fin cuando un grupo comando liberó a docenas de rehenes que habían sido retenidos, precisamente, en el cuartel general de las fuerzas armadas.

El sitio de 22 horas concluyó cuando las tropas ingresaron al edificio poco antes del amanecer para liberar a cerca de 40 rehenes que habían sido retenidos durante toda la noche. Según se informó, tres rehenes, dos comandos y cuatro militantes islamistas murieron en el operativo; de acuerdo con un comunicado emitido por el ejército, sin embargo, uno de los asaltantes, se cree que el líder del grupo, llamado “Aqeel” y que operó bajo el alias de “Dr. Usman”, fue capturado con vida.

El sitio al cuartel general se produjo luego de que un grupo estimado de nueve islamistas, vestidos con uniformes del ejército y con armas automáticas, se hizo con la guarnición central de la ciudad de Rawalpindi. Por estos días, justamente, el ejército paquistaní había anunciado una ofensiva a gran escala contra las bases del talibán y de Al Qaida en la provincia de Waziristán del Sur.

Ayer, en conferencia de prensa desde Londres, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, junto a su homólogo británico, David Miliband, expresaron su preocupación por la creciente actividad de la insurgencia en Pakistán. “Estos ataques representan un cuestionamiento directo a la autoridad del Estado central. Estamos lidiando con una amenaza mortal a ese país”, advirtió Miliband.

Según fuentes diplomáticas occidentales, los servicios de inteligencia de ese país les habían advertido a las autoridades que los islamistas planeaban ataques en respuesta a la ofensiva anunciada por el gobierno de Islamabad. De hecho, los informes de inteligencia habrían especificado que grupos radicales de la provincia de Punjab planeaban disfrazarse como soldados y atacar los cuarteles del ejército.

“El ataque del sábado a última hora, en el que los islamistas descendieron de una camioneta con patente del ejército y uniformes de oficiales abriéndose paso a tiros hacia el interior de las instalaciones, no es más que un recordatorio de la capacidad de estos grupos de atacar objetivos del alto nivel”, se sinceró un oficial paquistaní.

Las primeras investigaciones ya apuntan, en efecto, hacia grupos vinculados con los talibán en la provincia de Punjab. Un oficial encargado de tareas de seguridad en esa región afirmó que el islamista capturado con vida en el operativo pertenece al grupo Lashkar-e-Jhangvi, uno de los tantos que, operando en esa región, forjó vínculos con los altos mandos de Al Qaida y les dan refugio en las montañas.

Rehman Malik, ministro del Interior paquistaní, advirtió ayer que, dadas las circunstancias, una ofensiva de envergadura contra las bases de los rebeldes en Waziristán del Sur se había vuelto inevitable. “Vamos a ir con todo”, amenazó.

Lo cierto es que los últimos ataques rebeldes sugieren que los informes que vienen señalando una disminución de la actividad insurgente como consecuencia de las operaciones del ejército y los bombardeos norteamericanos son, cuanto menos, errados. Lo que queda claro, cada vez más, es que tanto el entrenamiento como las tácticas de las fuerzas de seguridad de Islamabad son inadecuadas.

La ciudad de Rawalpindi, en particular, está repleta de efectivos y puestos de control por todas partes, desplegados para prevenir ataques como éste. Si se termina de confirmar que el vehículo de los islamistas tenía una patente oficial del ejército, ello podría significar que la seguridad oficial podría estar más involucrada en el asunto de lo que se cree.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Ayer un grupo se manifestó en contra de los ataques que se producen a diario en Pakistán.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.