EL PAíS › REACCIONES TRAS EL LANZAMIENTO DE LA LíNEA DE MORALES EN LA UCR

Con furia cobista

 Por Sebastian Abrevaya

La tropa que responde a Julio Cobos se enfureció con la conducción de la UCR tras el lanzamiento de la línea interna “Encuentro nacional de afirmación radical”, donde se postuló a Gerardo Morales como candidato a ser reelegido como titular del partido. Por eso, las mentes más encumbradas del cobismo manejan ahora tres hipótesis sobre la renovación de autoridades, que se producirá en diciembre: primero, descartan que realmente Morales busque un nuevo período al frente del Comité Nacional porque anticipan que sería “una gran complicación” en la relación con Cobos. Segundo, especulan con que el senador mendocino Ernesto Sanz haya impulsado la reelección de Morales para demostrar su lealtad con el partido, pero sabiendo que el jujeño no contaría con el consenso de todo el radicalismo y, en consecuencia, Sanz podría postularse después como candidato desde un lugar de mayor fortaleza. Tercero y último, analizan las chances de habilitar legalmente a Ricardo Alfonsín para acceder a la presidencia.

“Este grupo de radicales está muy acostumbrado al onanismo político. De hacer el amor con la sociedad, nada”, teorizó ayer uno de los mendocinos que habla a diario con el vice. Pero el enojo no les impide a los cobistas pensar cómo alcanzar un acuerdo que los beneficie de cara a la elección del titular del Comité Nacional, que será en 60 días. Para el cobismo, en Rosario quedó demostrado que “no le terminan de perdonar a Cobos su acercamiento al kirchnerismo”, pese a su voto contra la resolución 125 y su victoria en Mendoza por 25 puntos sobre el candidato del PJ.

Morales no cuenta con el aval de los cobistas, que lo ven demasiado ligado a Elisa Carrió, ni tampoco con el de los históricos dirigentes de la ex Coordinadora Nacional, Leopoldo Moreau, Federico Storani y Enrique Nosiglia, entre otros. La resistencia que de antemano genera la reelección de Morales hace pensar en la segunda alternativa. La candidatura de Sanz se repite hasta el cansancio en los pasillos de la UCR porque reúne todos los consensos necesarios. Pero desde siempre el jefe del bloque de senadores se ha resistido a quedar en medio de la pelea presidencial entre Elisa Carrió y Julio Cobos.

En ese marco, el cobismo plantea una nueva salida que podría dar por tierra todas las especulaciones analizadas hasta ahora. Empujar una convocatoria a elecciones de delegados en la provincia de Buenos Aires para que el diputado electo, Ricardo Alfonsín, pueda integrar el plenario de delegados del cual surge el presidente del partido. A priori, la idea cuenta con la resistencia de los bonaerenses Moreau y Storani, que forman el núcleo opositor a Morales y Alfonsín.

Según hombres cercanos al vice, ya hubo conversaciones con Morales y podría haber avances esta semana con los caciques bonaerenses. Cobos tiene previsto conversar con ellos para convencerlos y la moneda de cambio podría ser la presidencia del comité provincial. “No parece fácil, habría que trabajarlo un poco, pero a nosotros nos cierra perfecto”, se sincera uno de los dirigentes más cercanos al vice. Con Alfonsín en la presidencia del Comité Nacional, le quedaría allanado el camino al ultracobista Oscar Aguad para renovar su lugar al frente de la bancada de diputados, algo que estaba en disputa con el hijo del ex presidente.

Desde la conducción del radicalismo bonaerense advirtieron que no están dispuestos a entregarles el comité provincial a los ex funcionarios de la Alianza y allí la negociación vuelve a empantanarse. Todavía es apenas una luz al final del túnel la posible solución pacífica dentro de un partido que acumula varias gobernaciones, un bloque de más de 40 diputados y 8 senadores.

Compartir: 

Twitter
 

El titular del partido, Gerardo Morales, y el vicepresidente Julio Cobos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.