EL MUNDO › ANUNCIARá LA SEMANA QUE VIENE SU ESTRATEGIA PARA “TERMINAR EL TRABAJO” EN EL FRENTE

Obama ya tiene plan para Afganistán

Barack Obama dijo que explicaría en detalle las obligaciones de los aliados de Estados Unidos y que dejaría claro que el pueblo afgano deberá hacerse cargo en última instancia de su propia seguridad, pero mandaría 30.000 tropas más.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo ayer que anunciará la semana que viene su decisión de enviar más tropas a Afganistán pronto y que su intención es “terminar el trabajo” que comenzó con el derrocamiento del gobierno talibán en 2001.

Obama sostuvo que explicaría en detalle las “obligaciones” de los aliados de Estados Unidos y que dejaría claro que “el pueblo afgano deberá hacerse cargo en última instancia de su propia seguridad”. Una ronda de nueve reuniones con su consejo de guerra en la Casa Blanca, que finalizaron el lunes a la noche, incluyeron discusiones sobre la estrategia de mandar alrededor de 30.000 tropas adicionales a Afganistán. El jefe de los voceros de la Casa Blanca, Robert Gibbs, manifestó que ayer a la mañana, “tras completar una rigurosa reunión final, el presidente Obama tuvo la información que quiere y necesita para tomar una decisión y anunciará esta decisión dentro de pocos días”.

“Tras ocho años de conflicto en Afganistán, durante algunos de los cuales no tuvimos, en mi opinión, ni los recursos ni la estrategia para llevar a cabo el trabajo, tengo la intención de terminar la tarea”, dijo Obama durante una conferencia de prensa tras su reunión con el primer ministro indio, Manmohan Singh, en visita de Estado en el país. “Desmantelaremos y reduciremos sus capacidades, para en última instancia desmantelar y destruir sus redes. Nos aseguraremos de que Al Qaida y sus aliados extremistas no puedan operar. La estabilidad de Afganistán es importante en ese proceso”, prometió Obama.

La estrategia que anunciará, declaró Obama, contendrá no sólo un componente militar sino también diplomático, y dejará en claro que enfrentar la violencia de redes terroristas como Al Qaida es una tarea conjunta de la comunidad internacional, para lo que detallará cuáles deben ser las “obligaciones de nuestros socios internacionales”. “Confío en que cuando el pueblo estadounidense escuche con claridad racional lo que estamos haciendo ahí y cómo tenemos la intención de lograr nuestros objetivos, nos darán su apoyo”, afirmó Obama. El mandatario enfrenta una opinión pública agudamente dividida sobre la guerra en ese país asiático y la urgencia de algunos de sus aliados para que establezca un cronograma flexible para el retiro de los soldados, ocho años después de la invasión de Afganistán encabezada por Estados Unidos, tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Después de meses de deliberaciones bajo las críticas de los republicanos por las “vacilaciones” a la hora de tomar una decisión, Obama mantuvo el lunes a última hora su novena y última reunión con los más altos comandantes militares y asesores en materia de seguridad nacional. El presidente ha estado sopesando las demandas de su comandante en el terreno, general Stanley McChrystal, que incluyen el envío de unos 30.000 soldados suplementarios para que se sumen a los 68.000 que ya se encuentran en Afganistán.

Otros altos funcionarios, entre ellos el embajador norteamericano en Kabul, Karl Eikenberry, advirtieron contra el aumento del número de efectivos si antes el gobierno de Kabul no termina con la corrupción creciente y mejora los servicios básicos. Los aliados de la OTAN, cuyas contribuciones de tropas llevan el total de soldados extranjeros en Afganistán a 110.000, comenzarían a abordar la cuestión del envío de tropas en las próximas reuniones de la alianza militar que se realizarán los días 3, 4 y 7 de diciembre.

Compartir: 

Twitter
 

Obama terminó el lunes una ronda de nueve reuniones con el consejo de guerra.
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.