EL MUNDO › LOS PESOS PESADO DEL ESTABLISHMENT DESTACARON EL BUEN CLIMA PARA LA INVERSION QUE EXISTE EN URUGUAY

Mujica seduce a empresarios argentinos

Ante un atípico auditorio para un ex líder guerrillero, el presidente electo pidió a los empresarios de la región que inviertan en su país, asegurando que existen reglas claras. También señaló que el conflicto por Botnia se va a solucionar.

El presidente electo de Uruguay, José Mujica, prometió ayer estabilidad económica y una política de reducción de riesgos para las empresas a cambio de inversiones productivas en Uruguay, durante un almuerzo que congregó a más de 1500 empresarios sudamericanos. El encuentro, organizado por la Cámara de Comercio Argentino Uruguaya, reunió en el Hotel Conrad de Punta del Este a los más destacados inversores de la región, entre ellos 450 argentinos dispuestos a conocer de primera mano las directrices económicas del gobierno que asume el 1º de marzo. En esta ocasión, el líder del Frente Amplio (FA) habló también sobre la importancia de una buena relación con la dirigencia argentina y aseguró que el conflicto por la pastera Botnia “ya se va a arreglar”.

“Si hemos tenido algún problema son bagatelas que el tiempo va a borrar. Venimos de la misma placenta. Cuando ustedes se resfrían, nosotros nos engripamos”, aseguró ayer el futuro mandatario uruguayo, al ser abordado con preguntas en torno de su vínculo con la Argentina. “El uruguayo que no cultiva una relación con el pueblo o con el gobierno argentino no trabaja a favor de los intereses uruguayos”, indicó ante el empresariado y los medios de prensa apostados en la sala de conferencias del coqueto hotel esteño. Poniendo paños fríos, Mujica se mostró optimista en encontrar una solución al duro enfrentamiento que desde hace tres años mantiene cerrado el puente internacional San Martín, el cual une la localidad entrerriana de Gualeguaychú con la uruguaya Fray Bentos. “El problema es poder pasar el puente. Ya se va a arreglar. De nuestra parte hay voluntad”, aseguró.

Ayer, ante un atípico auditorio para un ex líder guerrillero, el presidente electo pidió a los pujantes empresarios que inviertan en el país, sin antes advertir que mantendrá para ello reglas de juego claras.

“Necesitamos inversión, porque se necesita más y cada vez mejor trabajo. Y eso tiene una condición previa, que son leyes claras y tangibles, que respondan a un análisis objetivo que propicie el clima para la inversión”, aseguró ante la mirada de los más de 1500 hombres de negocios, opositores e integrantes de su gabinete que acudieron al encuentro. A Mujica no le tembló el pulso al dirigirse ante pesos pesado del empresariado argentino como el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Hector Méndez; el presidente de Corporación América, Eduardo Eurnekian; el propietario de Buquebus, Juan Carlos López Mena; el accionista de Telecom Julio Wethein, el titular de la Fiat, Cristiano Ratazzi, y representantes del grupo Bulgheroni y del Techint Group, entre otros.

La mayor parte de los empresarios destacaron el buen clima para la inversión que existe en el país vecino y se mostraron satisfechos por las iniciativas de Mujica en materia económica. “Se inaugura un gobierno de apertura y había que transmitir a los empresarios y al mundo que Uruguay es un país con fundamentos democráticos muy sólidos y que tanto el gobierno como la oposición persiguen los mismos objetivos”, dijo López Mena, quien además estuvo involucrado en la organización del evento. Héctor Méndez acotó: “El día que perdamos la esperanza tendremos que venir a vivir a Uruguay”. El director ejecutivo de la Sociedad Rural Argentina, Marcelo Fielder, no quiso perderse de emitir un comentario. “Ellos no tienen retenciones. Si invierten en soja tienen precio pleno en dólares.” El directivo además consideró que Mujica es un dirigente “pragmático” y consideró que la política uruguaya “es mucho más tranquila” que la argentina.

Dirigentes de la brasileña Petrobras y la venezolana Pdvsa también formaron parte de la cumbre político-económica, al igual que los ex presidentes uruguayos José María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle.

A todos ellos se dirigió el veterano político. “La riqueza es hija del trabajo y el trabajo necesita estabilidad. Por eso estamos pidiendo que apuesten al Uruguay y jueguen con el Uruguay. No lo decimos desinteresadamente, lo decimos profundamente interesados.” Mujica aseguró que desde su rol de dirigente estatal se dará a la tarea de aminorar en todo lo posible los márgenes de riesgo y ofrecer confianza y seguridad, teniendo como prioridad la distribución del ingreso y el desarrollo de la producción.

En ese sentido, el futuro vicepresidente Daniel Astori anunció una serie de medidas para incentivar la producción, realizando rebajas fiscales y facilidades para la exportación. Aun así el gobierno apostará por mantener una disciplina financiera sana, sustentada en una política cambiaria abierta, según advirtió.

Compartir: 

Twitter
 

“El uruguayo que no cultiva una relación con el pueblo o con el gobierno argentino no trabaja a favor de los intereses uruguayos”, dijo Mujica.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.