EL MUNDO › GUZMáN SE CASA Y YA NO AYUNA

Sendero despejado

Los números uno y dos de Sendero Luminoso podrán casarse. Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre decidieron levantar su huelga de hambre después de 48 horas, tras recibir un guiño del presidente peruano Alan García. “Esas personas pueden contraer matrimonio naturalmente; no se les ha privado de sus derechos fundamentales”, le dijo a la prensa el mandatario y “Gonzalo” y “Myriam” lo tomaron como la luz verde que esperaban.

Los dos jefes de la guerrilla que fue la pesadilla de los gobiernos peruanos durante la década del ochenta esperan que ahora se destraben los trámites para poder contraer matrimonio. Según contó su abogado, Alfredo Crespo, los dos condenados a reclusión perpetua por terrorismo habían empezado con el proceso burocrático hace cuatro meses, pero en el último tiempo les habían negado una serie de documentos necesarios para concretar la unión.

Además reclamaban que el gobierno restablezca las visitas conyugales, un derecho del que gozaban hasta el gobierno anterior de Alejandro Toledo. Guzmán está detenido desde 1992 en el centro de reclusión de la base naval del Callao, mientras que Iparraguirre cumple su condena en la cárcel de mujeres de Lima. Según la Comisión de la Verdad, el organismo oficial encargado de investigar los casi 70 mil asesinatos cometidos entre los años 1980 y 2000, Sendero Luminoso fue responsable directo de al menos un 54 por ciento de ellos. Guzmán e Iparraguirre rechazan esa cifra y siguen sosteniendo que fue el ejército el principal culpable de las muertes de esas dos décadas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.