EL MUNDO › SUSPENDIó EL INTERCAMBIO COMERCIAL CON COREA DEL NORTE

Surcorea pide sanciones ante la ONU

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, anunció la suspensión de los intercambios comerciales con Corea del Norte y exigió disculpas al régimen comunista de Pyongyang por torpedear una corbeta surcoreana y matar a 46 marinos en marzo. En un discurso televisado, Lee confirmó además que Seúl llevará el caso ante el Consejo de Seguridad de la ONU para reclamar sanciones a Pyongyang, y advirtió que su gobierno tomará medidas de autodefensa en caso de “una nueva provocación” norcoreana.

El presidente surcoreano hizo estas declaraciones después de que el jueves un equipo internacional de investigadores concluyera que fue un torpedo norcoreano el que hundió la corbeta Cheonan el pasado 26 de marzo y acabó con la vida de 46 de sus 104 tripulantes. El grupo de expertos procedentes de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Suecia, publicó una investigación sobre el incidente que contiene –aseguran– “pruebas aplastantes” de que el torpedo fue lanzado desde un submarino norcoreano.

Sin embargo, Corea del Norte negó haber hundido el barco y reforzó su retórica belicista alegando que en el caso de acciones de represalia o sanciones por el incidente marítimo, Pyongyang adoptará también fuertes medidas y que incluso se podría llegar a una contienda.

Durante los últimos días la escalada diplomática entre ambos países trepó un nuevo escalón cuando Lee acusó a su vecino de “provocación militar” y preparó el terreno para medidas unilaterales de castigo y reacciones internacionales al incidente.

Lee exigió a Pyongyang que castigue inmediatamente a los responsables y a aquellos que estuvieron implicados en lo que definió como una agresión “por sorpresa”. También reclamó disculpas inmediatas del gobierno comunista a Corea del Sur “y a la comunidad internacional”.

Además de suspender los intercambios comerciales, el presidente surcoreano anunció que prohibía la navegación de barcos norcoreanos en aguas bajo su control, que hasta ahora se permitía en virtud del Acuerdo Intercoreano de Transporte Marítimo. Lee, no obstante, resaltó que el objetivo surcoreano “no es una confrontación militar” entre las dos Corea, sino la estabilidad y la paz en la península, dividida y enfrentada desde final de la guerra de Corea (1950-1953).

Naciones Unidas adoptó dos resoluciones sobre Corea del Norte, las resoluciones 1718 y 1874, después de que el país llevara a cabo varios ensayos nucleares y balísticos en 2006 y 2009. Estas resoluciones impusieron la prohibición de trasladar armas hacia y desde Pyongyang y exhortó a todas las naciones a paralizar su asistencia financiera al régimen.

El hundimiento del barco fue el incidente más grave ocurrido en la disputada frontera marítima del Mar Amarillo entre ambas Corea desde el fin de la guerra de Corea.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.