EL MUNDO › CONTRA MILICIANOS SUNNITAS EN IRAK QUE ESPERABAN SU PAGA EN UNA BASE CERCANA A BAGDAD

Un doble ataque causa decenas de muertos

Algunos de los muertos y de los heridos eran soldados iraquíes de una base cercana. Los asesinatos muestran cuán lejos está Irak de la paz, mientras las últimas brigadas estadounidenses se preparan para partir a fines de agosto.

 Por Patrick Cockburn *

Más de 45 integrantes de una milicia contraria a Al Qaida resultaron asesinados y docenas resultaron heridos por un ataque suicida. El atentado ocurrió ayer cuando recogían sus cheques de pago en una base cercana a Bagdad.

La bomba fue uno de los varios ataques perpetrados durante el día contra miembros de Al Sahwa o los llamados “Consejos del Despertar”, milicianos sunnitas originalmente reclutados por Estados Unidos para luchar contra Al Qaida. Los asesinatos muestran cuán lejos está Irak de la paz, mientras las últimas brigadas estadounidenses de combate se preparan para partir a fines de agosto.

El primer atentado ocurrió cuando 150 milicianos estaban sentados en un punto de control en Radwaniya, al sudoeste de Bagdad. Estaban esperando su paga. Un hombre, que llevaba explosivos adheridos al cuerpo, se infiltró en el grupo y se autodetonó. Al menos 45 personas murieron y unas 40 más fueron heridas. Algunos de los muertos y de los heridos eran soldados iraquíes de una base cercana y los otros, contadores encargados de realizar los pagos a los miembros de Al Sahwa. Entre las víctimas están el líder de la milicia, Sahwa al Haj Abd, y cuatro de sus hermanos, señalaron fuentes de seguridad.

El segundo ataque se cometió en Al Qaim, en la frontera con Siria. Un hombre entró a la base de Al Sahwa, con un arma escondida, y abrió fuego. Los milicianos lograron dispararle y herirlo pero, cuando se acercaron a él, detonó los explosivos que llevaba. Tres personas resultaron muertas y seis heridas. El Ministerio del interior iraquí informó que los ataques fueron coordinados. Los atentados no sólo coincidieron en tener como objetivo el grupo mercenario sino que los suicidas iban, en ambos casos, disfrazados de militares. Las fuerzas de seguridad acordonaron las zonas circundantes a los ataques, mientras los heridos fueron trasladados a los hospitales cercanos de Al Mahmudiya y Al Yarmuk.

Los miembros de Al Sahwa se quejan de que el gobierno no hace nada para protegerlos. Las autoridades gubernamentales miran a los Consejos del Despertar con suspicacia por ser antiguos militantes sunnitas. Se aliaron con los norteamericanos en 2007, después de que Al Qaida intentara ocupar las áreas sunnitas. Los Consejos del Despertar fueron creados como parte de la estrategia de quien por entonces era el comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak. Su conformación buscaba complementar la estrategia de lucha contra la insurgencia vinculada con la red Al Qaida en la región. La primera de estas milicias nació en la provincia occidental de Al Anbar y su éxito impulsó a los clanes árabes de las provincias de Salahadín, Diyala, Nínive y algunas regiones de Bagdad a que formaran sus propios Consejos.

Actualmente, es el gobierno iraquí, en vez del estadounidense, el que subvenciona a Al Sahwa. Los antiguos insurgentes se quejan de que les pagan con demora o de que les asignan trabajos menores en lugar de los puestos de seguridad que reclamaban. Sólo el 20 por ciento de los 94 mil miembros reclutados por Estados Unidos se incorporaron en las fuerzas de seguridad, mientras que el resto se siente frustrado ante incumplidas promesas de empleo que quedaron muy por debajo de sus expectativas.

En una entrevista con la cadena ABC, el vicepresidente estadounidense Joe Biden remarcó que no se aplazará la fecha de retirada de las tropas, prevista para fines del mes próximo. El segundo de Barack Obama recalcó que no se modificará esa determinación, aunque los partidos políticos iraquíes no hayan llegado para ese momento a un acuerdo para conformar un gobierno de coalición. “Hay un gobierno de transición. Hay un gobierno vigente que está funcionando. La seguridad iraquí depende de los iraquíes”, declaró Biden. Además, el funcionario de la Casa Blanca agregó: “No me cabe duda de que podremos cumplir con el compromiso de tener sólo 50 mil militares allí, y esto no afectará en modo alguno la estabilidad de Irak”. En 2008, Washington y Bagdad suscribieron un acuerdo de seguridad que establece que, para finales de 2011, los estadounidenses deberán haber abandonado completamente el país árabe.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Al menos 45 personas murieron y unas 40 más fueron heridas en el primer atentado.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.