EL MUNDO › CUBA ABRIó LA PUERTA PARA MáS LIBERACIONES QUE LAS 52 ANUNCIADAS

Siguen las excarcelaciones

La intención del gobierno cubano es la de sacar de la cárcel a todas las personas sobre las que no pesen “crímenes de sangre”, anunció el presidente del Parlamento cubano, mientras Estados Unidos conversa con familiares de los presos liberados.

El gobierno cubano abrió la puerta ayer a liberar a más presos, además de los 52 negociados hace dos semanas con la Iglesia Católica y España. “La voluntad del gobierno cubano es la de sacar de la cárcel a todas las personas sobre las que no pesen crímenes de sangre”, adelantó el presidente del Parlamento en la isla, Ricardo Alarcón. El veterano funcionario comunista habló desde Ginebra, donde participa de la tercera Asamblea Mundial de Presidentes de Parlamentos. Rechazó la lista de 115 presos políticos que difundió recientemente la oposición cubana y explicó que los liberados que quieren quedarse en la isla pueden hacerlo. En La Habana, mientras tanto, la Sección de Intereses de Estados Unidos comenzó una serie de reuniones con los familiares de los presos que serán excarcelados. El objetivo es ofrecerles una segunda opción para quienes no quieren emigrar a España.

Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco y esposa del preso Héctor Maceda, condenado a 20 años de cárcel, contó ayer que las entrevistas convocadas por la Sección de Intereses de Estados Unidos se celebrarán en pequeños grupos durante toda esta semana. “Algunos presos políticos no desean viajar y otros dicen que solamente lo harían si es para Estados Unidos, porque una gran mayoría tiene familiares allá, y es lógico que quieras ir a un país en el que tengas la familia, no donde te vayas a encontrar solo”, explicó Pollán, quien adelantó que hay familias enteras de algunos presos políticos que ya tienen los visados listos para viajar a Estados Unidos.

La semana pasada la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional había informado que al menos diez de los 41 presos políticos que aún no han sido liberados no quieren abandonar Cuba. La Iglesia Católica cubana no confirmó esos número. Ayer el Arzobispado de La Habana esquivó las preguntas sobre ese tema y simplemente afirmó que los ocho ex presos que debían llegar ayer a Madrid se retrasaron por problemas en los vuelos. Según la Cancillería española llegarán entre el día de hoy y el viernes.

Si eso sucede, ya sumarían 19 los excarcelados cubanos en Madrid y quedarían 33, de la lista que acordó el gobierno de Raúl Castro. Berta Soler, otra dirigente de Damas de Blanco, informó ayer que al menos once familiares ya confirmaron su presencia en la Sección de Intereses norteamericana esta semana. “Pienso que muchos dicen que no van para España, sino para Estados Unidos, quizá sea para explicar sobre esto, o alguna duda o interrogante que tengamos”, explicó Soler, la esposa de Angel Moya, uno de los presos del Grupo de los 75, condenados tras la llamada Primavera Negra de 2003.

El vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley, intentó bajarles el tono a las declaraciones de las Damas de Blanco y aseguró que las reuniones son parte del diálogo rutinario con la oposición en la isla. “Se está reuniendo individualmente con familias, simplemente para revisar la situación actual y quizá conocer sus planes particulares y preferencias”, aseguró el funcionario, restándole importancia al asunto. Eso sí, aprovechó para volver a pedir la liberación de los 115 presos considerados políticos.

Desde Suiza, Alarcón, el presidente del Parlamento cubano y uno de los dirigentes que acompaña al círculo político de Fidel Castro hace años, salió al cruce de sus detractores en la isla, Estados Unidos y Europa. “Los llamados opositores si hacen lo que hicieron en Cuba, si lo hacen en Suiza, estarían encerrados por mucho más tiempo; trabajar a las órdenes de un gobierno extranjero para derrocar el gobierno de la Confederación Helvética, o el gobierno de la República Francesa; en Estados Unidos, la pena podría llegar hasta la pena de muerte”, afirmó, en la primera declaración del gobierno cubano desde que se acordaron las 52 liberaciones, a principios de este mes.

De forma categórica Alarcón descartó que se analizara la excarcelación de los condenados por asesinatos o atentados letales. Lo ejemplificó con el ataque contra un hotel en La Habana en 1997, cuando murió un joven italiano, Fabio di Celmo. “Curiosamente, los críticos nuestros hablan de una lista. ¿Por qué no dicen que están pidiendo la libertad del que asesinó a Fabio di Celmo?”, demandó el dirigente cubano.

Compartir: 

Twitter
 

Damas de Blanco festejan liberaciones en La Habana.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.