EL MUNDO › SU UBICACIóN DONDE ESTABAN LAS TORRES ABRIó EL DEBATE

Una mezquita se mete en la campaña

El gobernador del estado de Nueva York, David Paterson, se reunirá esta semana con los patrocinadores de la mezquita que –en medio de una creciente polémica– se abrirá a dos cuadras de Zona Cero, en Manhattan, para convencerlos de que ubiquen el templo en otro lugar de la ciudad.

“Aún no hubo ningún debate formal entre el gobernador y el imán o los promotores de este proyecto. Sin embargo, esperamos que haya una reunión fijada en el futuro próximo”, explicó una portavoz de Paterson al periódico Daily News. Según el matutino, Paterson le dijo al diputado republicano por Nueva York Pete King que la reunión prevista para los próximos días tiene el objetivo de discutir “la posibilidad de moverla a alguna otra parte”.

La apertura de la Córdoba House muy cerca de donde se levantaban las Torres Gemelas de Nueva York, destruidas por un atentado de matriz islámica el 11 de septiembre del 2001, dividió a los norteamericanos. Muchos estadounidenses, incluyendo al presidente Barack Obama, salieron en defensa de la libertad religiosa, mientras otro número importante acusa a los promotores de la mezquita de “insensibilidad” frente a los familiares de los muertos en el atentado.

La semana pasada, durante una cena con diplomáticos y dirigentes islámicos en la Casa Blanca para celebrar el inicio del Ramadán, Obama aseguró que los musulmanes “tienen el mismo derecho que cualquier otro” para rezar donde les guste, incluyendo “el bajo Manhattan”. Al día siguiente, sin embargo, el mandatario matizó sus dichos y aseguró que se referían solamente a la libertad religiosa en general y no en particular al proyecto de la Córdoba House, que incluirá un auditorio y una piscina, además de la mezquita, con un costo de 100 millones de dólares.

El hecho se produce en medio de la creciente efervescencia política por las elecciones de “medio término” de noviembre, en las que los demócratas pondrán en juego su mayoría en ambas cámaras del Parlamento, y los republicanos aprovechan la coyuntura para castigar a Obama. Incluso desde el Partido Demócrata cayeron críticas al mandatario, cuando el vocero del senador Harry Reid, de Nevada, dijo ayer que el legislador “respeta la libertad religiosa, pero piensa que la mezquita debería ser construida en algún otro lado”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.