EL MUNDO › CONTRA EL MINISTRO DE DEFENSA, LUIS BAREIRO SPAINI

Avanza un juicio político en Paraguay

Tres fusiles robados y un juicio político en marcha. Los diputados paraguayos aprobaron un juicio político contra el ministro de Defensa, el general en la reserva Luis Bareiro Spaini, porque éste no compareció ante ellos para dar explicaciones sobre el reciente robo de armas de la sede del Comando del Ejército. Este proceso destituyente se da en momentos en que el presidente Fernando Lugo le está dando batalla a un cáncer linfático y aumenta la especulación en la clase política y en los medios locales acerca de su permanencia en el poder.

De los 80 diputados, 62 votaron a favor del juicio político “por supuesto mal desempeño en sus funciones” de Bareiro Spaini, que ahora pasa al Senado, en donde se requieren 30 votos a favor, de un total de 45 miembros, para aprobar la destitución del acusado. Al parecer, la oposición –integrada por un sector del Partido Liberal, Unión Nacional de Ciudadanos Eticos (Unace) de Lino Oviedo, el histórico Partido Colorado y Patria Querida– no obtendría esa cantidad de votos.

El pedido de juicio político fue presentado ante el pleno de la Cámara baja por el diputado José López Chávez, de Unace, con el respaldo de todos los grupos parlamentarios. El robo de tres fusiles M-16 en la madrugada del domingo pasado derivó, además, en el procesamiento judicial del jefe del Comando del Ejército, el general Bartolomé Pineda, por presunta omisión de información a la fiscalía sobre un delito.

Una de las hipótesis que se baraja sobre el robo es que los militares que estaban en guardia en la sede del Comando del Ejército fueron asaltados por encapuchados del supuesto grupo guerrillero Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Otra de las hipótesis involucra a los tres militares. Esta última fue avalada ayer por Bareiro Spaini, quien en breves declaraciones a la prensa denunció que es víctima de una persecución política. Horas después de la decisión adoptada por los diputados, el Ministerio de Defensa emitió un comunicado en el que se asevera que la intención real de la disposición adoptada contra Bareiro Spaini es buscar el enjuiciamiento político del jefe de Estado, Fernando Lugo. “Algunos integrantes de la oposición ya especulaban con la posibilidad de la sucesión presidencial durante la semana en la que Lugo recibía tratamiento médico en São Paulo, Brasil, con el pretexto de que su enfermedad le impedirá gobernar”, añade el documento en alusión al cáncer linfático detectado al gobernante.

Los primeros rumores de un juicio político contra el ministro de Defensa surgieron luego de que Bareiro Spaini acusara en marzo pasado a la embajadora de Estados Unidos en Asunción, Liliana Ayalde, de injerencia en asuntos internos, y la calificara de “primeriza”. El ministro cuestionó en una nota remitida a la embajadora, al Pentágono y al Comando Sur presuntos agravios contra el gobierno paraguayo surgidos en conversaciones del vicepresidente Federico Franco con militares estadounidenses y otros políticos locales en un almuerzo ofrecido por la legación de Estados Unidos en la capital paraguaya, en la que Ayalde ofició de anfitriona.

Ese hecho motivó el 22 de abril pasado la aprobación de los diputados de un proyecto de censura, no vinculante, contra las declaraciones del ministro de Defensa. El Senado también emitió el 11 de marzo último un proyecto de declaración en contra del ministro, al que acusó de sostener una postura “agraviante e irrespetuosa” contra la embajadora estadounidense.

Bareiro Spaini ya había sido blanco de otros cuestionamientos por parte de dirigentes políticos por haber permitido la realización en mayo de 2009 de un encuentro de jóvenes sudamericanos de izquierda en la sede del Comando de Ingeniería de las Fuerzas Armadas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.