EL MUNDO › UN PASTOR DE FLORIDA LO DECIDIó A PESAR DE LLAMADOS DE LA CASA BLANCA Y EL VATICANO PARA QUE DESISTIERA

Un 9/11 marcado por quemas de copias del Corán

La iglesia Dove Outreach Center de Gainesville planea poner en marcha lo que llaman el Día Internacional de la Quema del Corán. El pastor de la iglesia, Terry Jones, descartó suspender el evento “aunque se lo pidiera Dios”.

 Por David Usborne *

Desde Gainesville, Florida

Una pila de unas 200 copias del Corán serán quemadas en el césped afuera de la pequeña iglesia cristiana aquí el sábado en el noveno aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre a pesar de los llamados de la Casa Blanca y del Vaticano para que desista, le dijo uno de sus pastores anoche a The Independent. “Estamos bastante decididos ahora”, insistió Dave Ingram, un pastor asociado a la iglesia Dove Outreach Center en Gainesville, que planea poner en marcha lo que llaman el Día Internacional de la Quema del Corán”. El y el principal pastor de la iglesia, Terry Jones, descartaron suspender el evento “aunque se los pidiera Dios”.

La campaña contra la iglesia que tiene una congregación de sólo unos 50 fieles, para que cambiara de opinión continuó creciendo. La Santa Sede, por medio del Consejo Pontificio del Vaticano para el Diálogo Interreligioso, mostró su “intensa preocupación por el proyecto de un ‘día de la quema del Corán’ el próximo 11 de septiembre” y agregó que la planeada incineración era “escandalosa y grave”. A su vez, la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, instó a “respetar todas las creencias religiosas”. “Condenamos claramente” este proyecto, dijo a la prensa Maja Kocijancic, vocera de Ashton. Jones dijo que había recibido más de cien amenazas de muerte y que él y sus asociados estaban portando armas.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, dijo que apoyaba totalmente el mensaje emitido esta semana por su comandante en Afganistán, el general David Petraeus, sosteniendo que quemar los Coranes empeoraría las tensiones entre los países islámicos y Occidente y pondría en peligro a los soldados estadounidenses en el terreno.

El general Petraeus habló ayer con el presidente afgano, Hamid Karzai, sobre el tema. El lunes en la capital afgana, Kabul, varios cientos de personas, en su mayoría estudiantes, se manifestaron contra la planeada quema del Corán, cantando “Muerte a Estados Unidos”.

También en Washington, David Axelrod, el principal asesor político del presidente Barack Obama, reiteró la determinación de la Casa Blanca de evitar la quema de los libros. “El reverendo puede tener el derecho a hacer lo que va a hacer, pero no está bien”, dijo. “No es consistente con nuestros valores. Espero que su conciencia y su buen sentido se hagan cargo.”

Ingram, quien también escribe un blog sobre el sitio Dove Centre, dijo que los Coranes destinados a la hoguera habían sido o bien comprados por la iglesia en librerías o habían sido enviados por la gente que apoya esta maniobra. También defendió la decisión de hacerlo el sábado que, como el noveno aniversario de los ataques del 11 de septiembre, es ya una fecha sensible. “La razón para hacerlo el 11 de septiembre fue que sentíamos que debíamos provocar mayor conciencia”, dijo. “Se relaciona con el 11 de septiembre porque el Corán y las enseñanzas de Mahoma ayudaron a lo que sucedió el 11 de septiembre de 2001. Hay enseñanzas de Mahoma que conducen a estos actos.”

En cuanto a seguir adelante con la hoguera frente a tal oposición, dijo: “Sentimos muy profundamente el mensaje y tenemos un montón de seguidores que comprenden lo que estamos haciendo, un montón de gente que sabe que sabemos en nuestros corazones que esto está bien y que alguien debe decirlo”. El propósito, explicó Ingran, era forzar a los estadounidenses a “buscar la verdad” sobre el Islam y sus enseñanzas y “hacerlo ahora mismo”.

“Creemos que el Islam es peligroso. Lo vemos en la historia y lo vemos en el Corán y en la vida de Mahoma. Nuestro mensaje no es contra los musulmanes. Hay musulmanes moderados, gente que dice que son musulmanes y son perfectamente moderados y no estamos en contra de su derecho de practicar su fe. Por otro lado, vemos que el Islam, la enseñanza, está equivocada y es peligrosa y es violenta. Queremos mandar un mensaje claro de que éste es el caso.”

No son sólo los líderes políticos y militares en Estados Unidos los que hablan en contra de la planeada hoguera. Los líderes religiosos de todas las creencias en Estados Unidos también se han unido para condenarla. En Gainesville misma, los predicadores de las iglesias vecinas dijeron que planean contra-eventos, por ejemplo, recitar oraciones islámicas como parte de sus servicios cristianos.

Craig Lowe, el alcalde de Gainesville, llamó a la iglesia “un pequeño grupo perisférico y una vergüenza para nuestra comunidad. Se oponen al verdadero carácter de Gainesville”, dijo en Facebook. Lejos, en Connecticut, los líderes del consejo de la ciudad en Hartford, su metrópolis más grande, dijeron que todas las reuniones del consejo durante septiembre abrirían con oraciones islámicas dichas por un imán.

La controversia sobre el plan de la quema del Corán es tanto más intensa porque sucede en medio de otro debate en Estados Unidos sobre la aceptación o no de los planes para construir una mezquita y un centro de comunidad islámico en Manhattan a pocas cuadras de la Zona Cero. Ambos lados en la creciente amarga disputa están planeando manifestaciones el sábado al lugar del eventual centro.

En Gainesville, Ingram no descartó que la quema pudiera ser suspendida o postergada. “Por supuesto que todavía estamos rogando por ello y si sentimos que necesitamos cambiar nuestros planes o Dios nos dice que cambiemos los planes estamos preparados para hacerlo”, dijo.

La iglesia ha estado en problemas previamente con las autoridades sobre una propuesta de enviar a los chicos miembros de la iglesia a la escuela con remeras con la leyenda “Islam es del Diablo”. Las escuelas locales prohibieron las remeras.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El pastor Jones dijo que va a quemar copias del Corán aunque Dios le pida que no lo haga. Obama y el Papa ya se lo pidieron.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.