EL MUNDO › LA GUERRILLA ENTREGó AL CONCEJAL MARCOS BAQUERO A LA CRUZ ROJA

Las FARC liberan a un rehén en Colombia

Tras diecinueve meses en cautiverio, y con la mediación de la senadora Piedad Córdoba, el político recuperó la libertad. Besó a su mujer y contó su experiencia. Es la primera de una serie de liberaciones anunciadas por las FARC.

 Por Katalina Vásquez

Desde Medellín

Confesión de amor. Marcos Baquero, regresando a la civilización después de un largo cautiverio, se lanza a los brazos de su esposa y su hijo de dos años. Hace 19 meses la guerrilla de las FARC lo secuestró en su pueblo, San José del Guaviare, donde ocupaba un puesto de concejal. y en diciembre pasado decidió devolverle la libertad como cuota de las liberaciones unilaterales que realizan, de cuando en cuando, como gesto humanitario. Ayer, tras meses de especulación y anuncios, Baquero volvió a ser libre y a besar a su mujer. La imagen se vivió en el aeropuerto Vanguardia de Villavicencio, adonde llegó la misión humanitaria que desde la mañana partió hacia un punto conocido sólo por Piedad Córdoba, mediadora en las liberaciones, y el personal del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). “Fue un operativo sin problemas”, le dijo satisfecho a Página/12 Pascal Jequier, vocero del CICR.

Para Pascal “todo salió como estaba en el plan establecido, hubo mucho tiempo para preparar todo con la gente, la metodología fue buena y la persona (liberada) está en buen estado de salud”. A él, el CICR le prestó atención psicológica en el lugar donde fue dejado por los rebeldes para prepararlo al encuentro con su familia. Según le contó Jequier a este diario, es la primera vez que se ofrece esta atención a los rehenes en el lugar de las coordenadas. No hacerlo, explica el vocero del Comité, “puede ser problemas a largo plazo”. Ayer, apenas hallaron a Marcos, 34 años, jean, canas, camisa blanca, aspecto saludable, le enseñaron fotografías y mensajes de sus dos hijos y su mujer.

“Que la amo mucho”, le dijo a ésta por la radio desde La Tigra o El Retorno, una zona rural del departamento del Meta hasta donde lo llevaron los guerrilleros para entregarlo a la misión. En este lugar aterrizaron los helicópteros Cougar brasileños con la tripulación de 22 personas que devolvió al civil la libertad, entre ellos Piedad Córdoba, política liberal, ex senadora, mediadora tradicional en las liberaciones unilaterales de las FARC. En medio del operativo, Córdoba recibió la noticia de que una demanda que interpuso contra el Estado por quitarle su curul en el Congreso no prosperó. A Córdoba, hoy reconocida como defensora de los derechos humanos, la señalan de tener nexos ilegales con la marxista leninista guerrilla de las FARC. Por eso, en operaciones como la de ayer también ella es protagonista. Sin embargo, la liberal no ofreció declaraciones.

Por su parte, el liberado contó detalles de su vida de rehén. “Lo más difícil es no tener con quien dialogar, que no te escuchen, es muy tortuoso, muy doloroso (...) Hay mucho peligro. Pasaban los aviones (militares) en la noche y nos sacaban de donde estábamos durmiendo y nos tocaba caminar”, explicó el político tras su arribo al aeropuerto, que se produjo a las cinco de la tarde. Allí, periodistas de varios países lo esperaban desde el lunes, cuando Piedad Córdoba partió a Brasil por las aeronaves que facilitó el gobierno vecino. También, unas 40 personas de la familia de Baquero y una docena de concejales esperaban al ex rehén. “Hemos visto que hay una tensión mediática muy intensa”, dice Pascal Jequier desde Bogotá. De ahí que las primeras atenciones sean psicológicas y médicas, y en privado.

Las críticas a liberaciones como la de ayer vienen en ese sentido. Algunos señalan que tanto Córdoba como la guerrilla utilizan a los secuestrados para llamar la atención de los medios masivos. Esta semana, por ejemplo, en pleno avance de los operativos, la guerrilla anunció su intención de negociar con el gobierno colombiano. El presidente Juan Manuel Santos aún no da su visto bueno, y algunos de sus funcionarios critican que los rebeldes publiquen la intención de diálogo en época de liberaciones y no en temporada de “terrorismo”.

Baquero es el primero de un grupo de cinco rehenes en recuperar su libertad. “Estamos preparando el paso siguiente. Que la Fuerza Pública despeje el área donde será la próxima operación, zona de Florencia. El viernes repetimos la misma operación de hoy para encontrar a dos personas más en un sitio o dos sitios diferentes”, explica Jequier, esperanzado en que todo salga como está programado, que los militares respeten el cese del fuego y los guerrilleros, su promesa de devolver los llamados “canjeables”, grupo de policías, militares y civiles que las FARC mantienen secuestrados, en algunos casos con cadenas y enfermos, para presionar el canje por sus prisioneros en cárceles de Colombia y Estados Unidos. El próximo viernes serían liberados el concejal Armando Acuña y el infante de marina Henry López Martínez. El domingo serían entregados el mayor de la policía Guillermo Solórzano y el cabo del ejército Salín Sanmiguel.

Compartir: 

Twitter
 

Imágenes de Baquero, de la televisión colombiana, minutos después de ser liberado.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.