ECONOMíA › HéCTOR MéNDEZ RENUNCIó A LA JEFATURA DE LA CENTRAL FABRIL, EN MEDIO DE FUERTES DISPUTAS INTERNAS

La UIA no encuentra presidente en año electoral

El proceso de recambio de autoridades en la Unión Industrial desató una crisis, con grupos enfrentados por su posicionamiento frente al Gobierno. En ese contexto, Méndez dio un paso al costado, cuando faltaban menos de dos meses para finalizar su mandato.

 Por David Cufré

La Unión Industrial Argentina todavía no logró resolver quién será su próximo presidente, y encima perdió al que tenía. Héctor Méndez presentó ayer la dimisión al cargo, a menos de sesenta días de la finalización de su mandato. Adujo cansancio moral frente a la dura interna que se desató para sucederlo. Les reprochó a las líneas en pugna haber ventilado sus diferencias a través de la prensa, una situación que, según expresó, le resultó intolerable. “Todas las cuestiones internas debían mantenerse, siempre, dentro de los ámbitos de nuestra casa. Observo con preocupación que este principio, que nunca debiéramos olvidar, ha dejado de cumplirse. En consecuencia, quiero comunicarles a mis colegas mi renuncia a la presidencia de la UIA”, escribió, en una carta dirigida a la Junta Directiva de la entidad. Esas explicaciones, sin embargo, estuvieron lejos de reflejar cuestiones más profundas que sacuden al mundo empresario en un año electoral, con sectores que van tomando posiciones distintas de cara a lo que se avecina.

El lugar de Méndez será ocupado por el vicepresidente primero de la UIA, Miguel Acevedo, ejecutivo de Aceitera General Deheza, quien ya convocó a una reunión de Junta para el próximo martes para formalizar la asunción. Será sólo una transición para completar el mandato del presidente, que vencía en abril. A partir de ese mes debería asumir la nueva conducción, pero el proceso de selección del candidato se convirtió en un camino de espinas.

Según un acuerdo que rige desde hace ocho años en la central fabril, las dos líneas internas donde se enrolan sus dirigentes, la lista Celeste y Blanca y el grupo Industriales, alternan en la presidencia cada dos años. Méndez es de la Celeste y Blanca, por lo que el próximo turno corresponde a Industriales. Es en este espacio donde estalló la primera gran confrontación. La pelea es entre Techint y el sector que encabeza José De Mendiguren, quien aspira a la presidencia con el apoyo de metalúrgicos, industriales pymes y rubros “sensibles” como calzados, textiles y juguetes, además de la mayoría de las federaciones provinciales, como la de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Salta y Chaco. Son empresarios con buena sintonía con el Gobierno. Como se explicó en este diario hace dos días, De Mendiguren es además un dirigente con diálogo fluido con los ministros Julio De Vido y Amado Boudou y suele participar de actos y giras de la Presidenta.

Del otro lado está Techint. Su presidente, Paolo Rocca, acompañó en líneas generales al kirchnerismo hasta que estalló el caso Skanska, vinculado con la construcción del gasoducto del Noreste. La Casa Rosada y el Ministerio de Planificación dijeron siempre que se trató de un asunto entre empresas privadas, con el holding especializado en tubos como uno de los protagonistas. El otro hecho que deterioró la relación fue la estatización de la empresa venezolana Sidor, controlada por Techint, por parte de Hugo Chávez. En este caso, si bien el gobierno argentino intercedió para aumentar el monto de la indemnización por esa medida, el grupo nunca se quedó conforme y reprochó falta de protección de las autoridades argentinas frente al accionar del presidente bolivariano.

Rocca viene operando activamente dentro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) con el CEO de Clarín, Héctor Magnetto. Su intención frente a la renovación de autoridades en la UIA fue recrear un esquema similar al que rige en esa otra entidad. Postuló para la presidencia a Adrián Kaufmann Brea, ejecutivo de Arcor, el otro grupo fuerte de AEA. Esa movida fue resistida por la línea que encabeza De Mendiguren, que a su vez no tuvo la fuerza suficiente para imponerse. Rocca amenazó en diciembre con abandonar la central fabril y todo quedó postergado hasta la segunda quincena de este mes. La próxima semana habrá una reunión definitoria entre las dos divisiones de Industriales, con final abierto.

En medio de esa situación, la lista Celeste y Blanca empezó a operar. Primero lo hizo con cautela, buscando instalar la idea de terminar con el acuerdo de alternancia y convocar a elecciones para designar al sucesor de Méndez. Y finalmente expuso ese plan abiertamente, a través del presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi. El primero que planteó esa alternativa fue el presidente de Aluar, Javier Madanes Quintanilla, quien curiosamente no forma parte de la UIA. Pero dijo que estaba dispuesto a volver si se desactivaba el pacto de alternancia y se llamaba a elecciones. Hubo múltiples interpretaciones de por qué Madanes Quintanilla intervino de ese modo en un ambiente de por sí caldeado por las diferencias dentro de Industriales. Algunos lo vieron como una movida de la Celeste y Blanca para retener el poder mediante los comicios, y otros como una jugada del Gobierno para afectar al Grupo Techint, ya que Madanes Quintanilla también la emprendió contra Paolo Rocca.

La sorpresiva dimisión de Méndez, a menos de dos meses de dejar el cargo y sin un motivo firme que la justifique, también dio lugar a lecturas variadas. La primera de ellas, surgida de Industriales, fue que como la carta de renuncia no menciona que sea indeclinable, dejaba abierta una puerta para un “operativo clamor”, a fin de reafirmarlo en el cargo y eventualmente dar paso a un acuerdo general para llamar a elecciones. Otra versión en la misma línea fue que al provocar tal crisis institucional en la UIA, la mejor manera de resolverla sería mediante comicios que legitimen a la nueva conducción. Ayer a la noche, sin embargo, la primera de esas opciones parecía descartada, ya que el operativo clamor no se produjo. En los próximos días se verá si la segunda tenía alguna posibilidad.

Compartir: 

Twitter
 

El renunciante presidente de la cámara de industriales adujo cansancio moral por la exposición pública de las internas de la entidad.
Imagen: Sandra Cartasso
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.