EL PAIS › DANIEL AMOROSO, LEGISLADOR PORTEñO DE UNION FEDERAL

“En algunas cosas me parezco a Lula”

 Por Nicolás Lantos

El diputado porteño Daniel Amoroso reparte su tiempo entre la labor parlamentaria y la coordinación de la campaña a Francisco de Narváez a gobernador de la provincia. Dirigente del gremio de trabajadores del juego de azar, llegó a la Legislatura de la mano de Mauricio Macri y a mediados del año pasado –cuando la relación entre el jefe de Gobierno y De Narváez estaba en un mal momento– abandonó el bloque PRO, aunque asegura que tiene una “muy buena” relación con sus antiguos compañeros. Tampoco descarta la posibilidad de llegar a una alianza con esa fuerza en las próximas elecciones, pero reconoce que quiere ser candidato a jefe de Gobierno.

–¿Cómo compatibiliza su trabajo político en Capital con una campaña en provincia?

–La provincia yo la conozco porque soy dirigente sindical y tenemos delegaciones allí. Es un desafío que yo he aceptado y la verdad que trabajar con Francisco es una tarea muy grata. Uno sale a la provincia de Buenos Aires y ve la recepción que él tiene, la gente le pide un cambio, le pide que trabajemos en políticas de seguridad en serio, que tratemos de solucionar los problemas de fondo de más de 20 años. La realidad es que tomo este desafío como una parte del proyecto, así cuando Francisco asuma como gobernador poder cumplirles a los bonaerenses con los programas de gobierno que les proponemos.

–¿Y cuáles son esos programas?

–Fundamentalmente los de seguridad: es lo que pide la gente. Hoy, más allá de que están todos enrejados, lo que piden es que no los maten en la puerta de su propia casa por un par de zapatillas. Nos piden políticas de seguridad. El desembarco de Gendarmería lo ven como un parche, no una política. Tiene que haber una decisión muy firme. Además, hay programas para vivienda y empleo, que son las mayores preocupaciones de la gente, junto con la inflación.

–¿Cuáles son las políticas de seguridad que propone Unión Celeste y Blanco?

–Francisco va a estar sentado en su banca para dar el debate. Pero tiene que haber una política respecto de eso que no tiene que ver sólo con la edad de imputabilidad sino con la contención. El compromiso es que la Presidenta convoque a sesiones extraordinarias y mande a todos sus diputados a que tomen una decisión y que voten. Que todos los diputados del Gobierno vayan y voten, por la positiva o por la negativa, pero que se hagan cargo.

–¿Pero tienen algún proyecto al respecto?

–Tenemos un equipo que está trabajando en un proyecto, tenemos una decisión tomada, pero nosotros sostenemos que hay políticas de Estado que las tiene que llevar adelante el propio Estado.

–¿Unión Celeste y Blanco se está instalando en la ciudad para competir con el PRO o van a formar parte del mismo armado?

–Estamos trabajando desde hace tiempo, hemos abierto locales en cada una de las comunas. Con la experiencia que tenemos en el distrito (yo soy porteño hasta la médula, nací en el Hospital Pirovano) estamos trabajando en un programa de gobierno donde creemos que aquellas políticas de Estado que han establecido gobiernos anteriores tenemos que profundizarlas, no creo que haya que borrar todo lo hecho por las gestiones anteriores. Hay que empezar a hablar de políticas de Estado, de largo aliento, por eso estamos trabajando en un programa de gobierno propio.

–Pepe Scioli empapeló la ciudad, usted también tiene bastante presencia, pero ninguno de los dos aclaró a qué cargo va a presentarse... ¿apunta a la Jefatura de Gobierno?

–Me gustaría ser candidato. Pero me ha enseñado mi padre que en la vida hay un proceso de maduración y que hay que ir superando etapas. Estoy transitando un aprendizaje legislativo, pero apunto a ser jefe de Gobierno por la ciudad, más viniendo del movimiento obrero, como Lula en Brasil.

–¿Se considera parecido a Lula?

–En algunas cosas sí y en otras no. Hay que ver todo el desarrollo de Lula, que fue aprendiendo: como dirigente sindical era un Lula y como gobernante tomó decisiones de políticas de Estado que si uno viera su historia parecían difíciles que tomara, eso es admirable.

–¿Cómo es su relación con sus ex compañeros del PRO?

–Muy buena. Con algunos tengo además una relación desde lo personal, como con Cristian Ritondo, pero ahí no mezclamos.

–De uno a diez, ¿cómo califica al gobierno de Mauricio Macri?

–Le pongo 6 o 7. Hay cosas que están muy bien hechas, como tener la voluntad política y las agallas para tomar la decisión de crear la Policía Metropolitana contra viento y marea. Las medidas que se tomaron en tránsito fueron medidas acertadas también. Después hay dos o tres temas que yo considero se les debería haber dado mayor prioridad, como es la política de salud y la educativa.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: DyN
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared