ECONOMíA › LA RESPONSABILIDAD DEL FMI EN LA CRISIS, SEGúN UN INFORME DEL PROPIO ORGANISMO

Un facilitador de la crisis

El informe de la Unidad de Evaluación del propio FMI concluye en una fuerte condena a la actitud del organismo frente a los primeros síntomas de la crisis por ceguera ideológica, particularmente bajo el mandato de Rodrigo Rato.

“El Fondo Monetario Internacional (FMI) minimizó los riesgos que condujeron a la peor crisis financiera y económica global en décadas debido en gran parte a una cultura en la que imperó el pensamiento único y que desalentó las críticas.” Así de contundentes fueron las conclusiones del informe elaborado por la Unidad de Evaluación Independiente del organismo (IEO, por sus siglas en inglés) para el período 2004-2007, época en que la presidencia de la entidad era ocupada por Rodrigo Rato. Por su parte, el actual titular del organismo, Dominique Strauss-Kahn, no tuvo más remedio que elogiar el informe y manifestó que “ya comenzaron a aplicarse algunos cambios”. Sin embargo, las críticas no fueron sólo para Rato, sino que el actual director también tuvo su mención. “Strauss-Kahn dijo en 2008 –recordó el informe– que las peores noticias de la crisis ya habían quedado atrás. Al poco tiempo, quebró el Lehman Brothers”.

“El mensaje del FMI en los años previos a la hecatombe se caracterizó por un exceso de confianza en la solidez de las grandes instituciones financieras y el espaldarazo al comportamiento imperante en las principales plazas financieras internacionales. A esto hay que sumarle el elevado nivel de pensamiento uniforme, la captura intelectual y en general la percepción de que una gran crisis en las grandes economías avanzadas era improbable”, sostuvo el informe de la Unidad de Evaluación, a cargo de Moises Schwartz.

Si bien el texto, que fue publicado ayer, reconoce algunos cambios dentro del FMI, también sostuvo que el organismo debe ir “más allá” y realizar “reformas adicionales en su cultura, prácticas y gobernabilidad”. Concretamente, el trabajo de auditoría indicó que la entidad necesita definir los “roles y responsabilidad del Consejo Ejecutivo”, integrado por 24 directores que representan a los países miembro, como así también los del equipo directivo del Fondo y los empleados de mayor nivel en el escalafón.

“El FMI tiene que modificar sus estructuras institucionales y los incentivos para impulsar una mejor valoración de los riesgos, la colaboración interna, la claridad en los mensajes y la capacidad para desa-fiar los puntos de vista de los países, sobre todo los de las economías más grandes”, agregó el trabajo de auditoría.

Para no quedar inmerso en la cataratas de críticas, el actual titular del FMI agradeció “las ideas constructivas” de la Unidad Evaluadora y recordó que el Fondo ya había realizado un mea culpa por no haber advertido la gravedad de la crisis internacional. “El objetivo de reforma de la agenda que se está implementando consiste precisamente en redoblar la vigilancia y la financiación para la estabilidad sistémica”, afirmó Strauss-Kahn.

Si bien la principal etapa estudiada abarca el período de Rodrigo Rato al mando de la institución, la evaluación se ocupó de realizar algunas menciones sobre lo ocurrido meses antes de la caída del Banco Lehman Brothers, que marcó el inicio de la crisis en 2008. Para esa época, Strauss-Kahn ya había asumido la dirección del organismo. “El FMI seguía convencido de la capacidad del sector financiero para absorber sus pérdidas y la de la economía estadounidense y mundial para evitar una recesión”, concluyó el informe.

Compartir: 

Twitter
 

Rodrigo Rato en la mira. “Minimizó los riesgos que condujeron a la peor crisis financiera.”
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.