EL MUNDO › LA MODA EN ITALIA DEL VIEJO CHISTE, IMPULSADO POR EL CASO RUBY

¿Bunga bunga o muerte?

En Internet venden una versión del Monopoly con escorts y políticos. Hay canciones y decenas de horas de parodias. Cuando es inminente el juicio a Berlusconi por corrupción de menores, la moda bunga bunga arrasa el país.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Mientras el primer ministro italiano se encamina a afrontar un proceso por prostitución de menores en fiestas bautizadas como “bunga bunga”, las dos palabras recorren el mundo y la web. Se están haciendo estrepitosamente famosas y transformándose en una marca, un sello y una moda que permite vender más. Aventureros de todos los tipos se lanzan a publicitar sus productos con el agregado de “bunga bunga”, desde vendedores de afrodisíacos por Internet hasta marchands de cuadros en eBay. Uno de éstos ofrece, por ejemplo, un cuadro titulado Escena bacanal (por Baco, el dios romano del vino, asociado a las orgías) y lo presenta como “versión antigua del bunga bunga”.

Pero uno de los productos más curiosos es un juego de mesa inspirado en las fiestas que al parecer Silvio Berlusconi realizaba en su residencia de Arcore. Inventado por dos cómicos florentinos, Gaetano Gennai y Davide Tafuni, el juego se parece al Monopoly y los personajes que participan son “escorts”, “civiles” y “políticos”. Bunga bunga, l’unico gioco in cui vinci se Ruby, dice en la tapa: “El único juego en el cual ganas si robas”, según la traducción literal. Pero en realidad la palabra Ruby, escrita con mayúscula, se refiere a la muchacha de origen marroquí con la cual presuntamente Berlusconi tuvo relaciones sexuales cuando ella era menor y por lo cual será procesado a partir del 6 de abril. El juego habría vendido hasta ahora unas 5000 copias.

Las canciones tituladas “Bunga Bunga” que hacen referencia al Cavaliere y a Africa pululan por Internet. Los sketches o videos, incluso con personajes con máscaras de Berlusconi, no se quedan atrás. Hay una variedad tal que se podría estar algunas horas mirando. Uno de ellos, con el baile del bunga bunga, fue montado como si fuera un informativo de TV en el que la periodista va cantando mientras muestra el bunga bunga como si fuera un servicio televisivo. Otro, con el tema musical titulado “Bunga bunga parla con me”, de una orquesta bastante conocida –Elio e le storie tese– es una completa tomada de pelo al primer ministro y sus fiestas que fue difundida por el Canal 3 de la televisión estatal RAI. En Internet y especialmente en YouTube, se puede encontrar de todo referido al bunga bunga, desde sátiras a dibujos animados, pasos de baile y remeras.

Un poco de historia permite entender por qué estas palabras se hicieron tan famosas en tan poco tiempo. La joven Ruby, al ser interrogada por los jueces sobre las fiestas en Arcore, contó hace algunos meses que Berlusconi le había dicho que la fórmula del bunga bunga la había copiado de Muammar Khadafi, ya que era un rito de su harén africano. Al parecer, la historia en realidad se refiere a un chiste que se contaba hace algunos años en ambientes políticos de Italia.

Otra joven, con la que Berlusconi estuvo en contacto, Noemi Letizia, que llegó a la tapa de los diarios porque de una u otra manera tuvo que ver con el divorcio del Cavaliere de su segunda esposa, Verónica Lario, contó el viejo chiste que alguna vez escuchó de boca de “papi” como ella lo llamaba. “Dos ministros del gobierno de Romano Prodi (de centroizquierda, precedente y opositor a Berlusconi) van de viaje a Africa, a una isla desierta. Caen en manos de una tribu. El jefe de la tribu interroga al primer prisionero y le pregunta ¿Bunga bunga o muerte? El hombre elige el bunga bunga y entonces lo violan. El otro político, luego de ver lo sucedido, elige “muerte” cuando le toca. El jefe de la tribu le responde ‘bueno, pero primero bunga bunga’”.

Algunos se preguntan si la moda bunga bunga refleja lo que piensan los italianos sobre Silvio Berlusconi. Algunos lo toman muy en broma, como se puede ver en la web. Otros, tal vez porque se sienten identificados con el premier o porque quisieran tener su poder, acusan a los jueces de meterse en la vida privada de la gente al iniciar el juicio Ruby y ventilar los detalles de las fiestas en Arcore. Los que lo justifican son sobre todo hombres. Muchas mujeres, ofendidas por el bunga bunga, hicieron manifestaciones por todo el país para revindicar su dignidad.

Compartir: 

Twitter
 

El mismo premier italiano llamaba bunga bunga a lo que pasaba en sus fiestas privadas en Arcore.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.