ECONOMíA › COMENZARON LOS FOROS DEL PLAN ESTRATéGICO INDUSTRIAL. CUERO, ZAPATILLAS Y MARROQUINERíA

Con el objetivo de 200 millones de pares

Se proyectó que para 2020 el país debería duplicar su producción de calzado, crear doce mil puestos de trabajo y equilibrar la balanza comercial sectorial. Tensión entre las curtiembres y la industria por la provisión del cuero.

 Por Javier Lewkowicz

El primer foro del Plan Estratégico Industrial 2020 convocó ayer a los actores de la cadena de valor del cuero, calzado y marroquinería, que divididos en varios grupos de trabajo discutieron cómo alcanzar los objetivos que trazó el Ministerio de Industria. La ministra Débora Giorgi abrió el encuentro proyectando que para 2020 el país deberá duplicar su producción de calzado hasta 200 millones de pares, crear 12 mil puestos de trabajo y equilibrar la balanza comercial sectorial. Presentado ese horizonte, los representantes de las cadenas manifestaron sus posturas, que en algunas casos son contrapuestas, porque la manufactura busca que las curtiembres vendan el cuero semielaborado al mercado interno en lugar de exportarlo. En las mesas se trató el tema del financiamiento, el esquema impositivo y el cuidado de los animales, entre otros.

El Plan Industrial convocará a diez foros hasta el 31 de agosto. A partir de allí empezaría la etapa de formulación de propuestas. El encuentro de ayer fue inaugurado por Giorgi, quien presentó las líneas generales del Plan y luego resumió que en los últimos años las curtiembres aumentaron sus exportaciones pero redujeron el empleo, mientras que calzado aumentó su producción, su capacidad de empleo y la cantidad de empresas en actividad, pero no estaría exportando lo suficiente.

Después se conformaron cuatro mesas de trabajo, cada una con el mismo temario, encabezadas por el jefe de Gabinete de Industria, Horacio Cepeda; el secretario de Industria, Eduardo Bianchi; el secretario Pyme, Horacio Roura, y el subsecretario de Industria, Javier Rando. Participaron empresarios curtidores, del calzado y marroquinería, representantes sindicales, funcionarios de gobiernos provinciales, del Ministerio de Ciencia y Técnica, del INTI y representantes de universidades.

Uno de los temas debatidos fue la necesidad de asegurar el abastecimiento interno de cuero en cantidad y calidad. Los curtidores plantearon que la caída en la faena y el poco cuidado del cuero de los animales de parte de los productores limita la oferta. “Debe haber categorías de cuero y se debe crear un mercado que premie la calidad”, explicaron en Industria a Página/12. Sin embargo, la manufactura remarcó que sólo el 15 por ciento de la curtiembre se consume de forma local, mientras que el resto se exporta, que es el principal negocio de los curtidores. “Si vamos a producir 200 millones de pares de calzado vamos a necesitar más cuero, por eso planteamos que se instrumente un cupo que limite la exportación de cuero semielaborado y permita estabilizar los precios internos”, indicó a este diario Horacio Moschetto, de la Cámara de la Industria del Calzado. Entre las partes ya hubo acuerdos de abastecimiento que no se respetaron.

Analistas del sector advierten que con mejores condiciones de financiamiento para la industria y las curtiembres más pequeñas se generarían más incentivos para vender el cuero al mercado local en lugar de exportarlo. Uno de los empresarios advirtió que “las carteras no se hacen con el mejor cuero, por eso no tienen prestigio. El cuero con mayor calidad se exporta y es el insumo para los zapatos italianos”. La manufactura también propuso modificar el esquema de retenciones del sector, subiendo la imposición sobre el segmento de menor valor agregado. Desde Industria coincidieron en que “los incentivos a la exportación deben estar en función del valor agregado”, aunque no especificaron cuál es el instrumento que planean utilizar.

Se discutió cómo mejorar la competitividad externa, porque calzado y marroquinería son sectores con escasas exportaciones. “Hay que instalar la marca país, para que cuando en el mundo digan ‘cuero’ lo asocien con Argentina”, explicó un empresario. “Así como el vino es la bebida nacional, hay que instalar el cuero”, consideran en Industria. Toda la cadena coincidió en que el segmento para que la manufactura local compita en el exterior no es el de baja gama dominado por China, sino el de calidad media, donde juegue un papel importante la diferenciación por diseño.

Compartir: 

Twitter
 

El Plan Industrial convocará a diez foros hasta el 31 de agosto y luego se definirán propuestas.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.