EL MUNDO › DOS MUERTOS, CIEN HERIDOS

Represión en Yemen

La policía de Yemen reprimió la séptima manifestación consecutiva que sucede en el sur de Saná, la capital de ese país, y provocó la muerte de dos personas, mientras que otras cien resultaron heridas. El resultado del ataque con gases lacrimógenos, palos y balas de plomo sobre la multitud que reclamaba por reformas políticas, sin embargo, no formaron parte del discurso que horas después ofreció el presidente de ese país, Ali Abdula Saleh, que sólo se dedicó a instar a la oposición a que deje de realizar protestas callejeras. “No van a obligarme a dejar mi puesto por la fuerza”, amenazó. “Nos están rodeando con vehículos blindados y carros de combate. Han pasado tres horas disparando gases lacrimógenos y disparos al aire para dispersar la protesta”, relató en el momento de los disturbios la activista Bushra al Maqtari a agencias de información internacionales. Pasado el mediodía, miles de personas se reunieron en la plaza central de en Taiz, al sur de Saná, para reclamar al gobierno de Saleh una respuesta a la propuesta política que la oposición le realizó el sábado.

La policía utilizó gas lacrimógeno y disparó al aire para intentar dispersar a los manifestantes. La agencia de noticias oficial negó la existencia de víctimas fatales, pero informó que ocho policías habían resultado heridos. Sin embargo, los medios locales consignaron que las personas que fallecieron durante la represión son dos. Una de ellas habría recibido un disparo cuando los manifestantes se dirigían al principal edificio gubernamental de la provincia, en tanto que desconocían las causas de muerte de la segunda. En la ciudad de Adén, en tanto, corazón económico del país, se sintió fuerte el segundo día consecutivo de huelga general convocado por la oposición como medida de desobediencia civil.

“Estamos dispuestos a negociar una transición, pero dentro de un contexto pacífico y constitucional”, señaló el mandatario durante un discurso que ofreció horas más tarde de la represión ante un grupo de seguidores en la misma ciudad donde habían sucedido los disturbios. Allí, solicitó a las fuerzas opositoras que acaben las protestas: “El pueblo necesita que pongan fin a la crisis terminando con las concentraciones, cortes de carreteras y asesinatos y acabando con el estado de rebelión de algunas unidades militares”. Ayer, la oposición remitió al gobierno una propuesta de cinco puntos para la transición que incluye la dimisión de Salé, la entrega del poder a un vicepresidente y la formación de un gobierno de unidad nacional que organizaría las próximas elecciones. Sin embargo, el partido oficialista, el Congreso General del Pueblo, negó haber recibido propuesta alguna.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.