EL MUNDO › FUERTE CAIDA DE LA BOLSA DE LIMA. LOBBY EN ACCION

Presiones empresarias

Más que reacción histérica, la caída del 12,5 por ciento en la Bolsa expresa la presión de los grupos económicos al futuro gobierno. Inmediatamente exigieron definiciones “que tranquilicen al mercado”.

 Por Raúl Dellatorre

Apenas horas después de confirmada la victoria de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales, los grupos económicos que operan en la Bolsa de Valores de Lima comenzaron a jugar su propio partido. Tras la abrupta caída en las cotizaciones que obligó a detener las operaciones en dos oportunidades, voceros y lobbistas de estos grupos –que se presentan a sí mismo como “analistas” o “medios especializados”– salieron a reclamar una “urgente definición” del candidato electo sobre quiénes serán sus elegidos para conducir la administración económica del Estado, “para llevar tranquilidad al mercado”. Un eufemismo que tapa la amenaza de hacer explotar todo si no se designan candidatos digeribles para los grandes grupos que dominan la economía peruana.

No hay nada nuevo en este tipo de presiones a través de la Bolsa. El mercado de valores de Lima es casi intrascendente desde su significación económica, al igual que la gran mayoría de centros bursátiles de toda Sudamérica. No es un mercado de capitalización, las empresas no encuentran allí los fondos para financiar sus inversiones, las familias no apuntan a la Bolsa para canalizar sus ahorros y proteger su valor en el mediano y largo plazo. Como en otras plazas de la región (Buenos Aires, entre ellas), son operaciones especulativas de muy corto plazo las que allí se realizan, por escaso monto global y generalmente en un circuito cerrado donde intervienen siempre los mismos jugadores.

En los circuitos de poder, el triunfo de Humala se presumía desde la semana pasada. Si se hubiera tratado de preservar el valor de las acciones, la venta de posiciones podría haber ocurrido en las ruedas anteriores. Pero “la venta masiva”, que hizo descender el índice promedio en 12,5 por ciento en pocas horas, ocurrió ayer: era el día para enviar el mensaje al futuro gobierno.

“La victoria de Humala preocupa a los inversionistas. La reacción de los mercados ha sido sumamente dura. Hay especuladores a la baja”, sostuvo un agente de la Bolsa de Lima. Señaló además que “es necesaria una urgente reunión entre Humala y el presidente Alan García para que hagan un pronunciamiento que genere confianza en el mercado”, y consideró que “es fundamental conocer a las personas que liderarán el equipo económico en su eventual gobierno”.

Si un simple agente de Bolsa se permite decir qué debe hacer un presidente electo para asumir de inmediato su rol de estadista –y los medios lo difunden– es porque se da por aceptado que no habla por sí mismo, sino que es la expresión de los grupos de poder detrás del eufemismo “el mercado”.

Compartir: 

Twitter
 

La baja en la Bolsa de Lima obligó a suspender las operaciones.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared