ECONOMIA › LA CONFLICTIVIDAD LABORAL DISMINUYO EN EL PRIMER TRIMESTRE DEL AñO

Con menos tensión que en el pasado

Los paros se redujeron diez por ciento en el trimestre con respecto al mismo período de 2010 y la cantidad de trabajadores que adhirió a las medidas de protesta cayó un 44 por ciento, según datos del Ministerio de Trabajo.

 Por Tomás Lukin

La conflictividad laboral en el primer trimestre del año disminuyó con respecto al mismo período de 2010. Con el reclamo salarial como eje, los paros se redujeron 10 por ciento, situándose en valores similares a los de 2009, y la cantidad de trabajadores que adhirió a las medidas de protesta descendió 44 por ciento, llegando al nivel más bajo en los últimos seis años, según datos del Ministerio de Trabajo. Aunque los conflictos en las terminales portuarias del norte de Rosario, los bloqueos de los camioneros en distintas empresas y, más recientemente, los petroleros en Chubut reciben un amplio tratamiento en los medios, el 65 por ciento de los paros y otros reclamos está concentrado en el ámbito estatal. Se trata fundamentalmente de trabajadores provinciales y municipales de la salud, educación, judiciales y administrativos. En Trabajo reconocen que luego de ocho años de crecimiento económico esos sectores exhiben una brecha salarial con respecto al sector privado así como modalidades de empleo precarias.

Desde el ministerio que encabeza Carlos Tomada precisan que en el primer trimestre, cuando todavía no había comenzado el grueso de las paritarias, se registraron 189 conflictos con paro que contaron con la participación de 268 mil huelguistas e involucraron 663 mil jornadas individuales no trabajadas. Así, la conflictividad laboral registró uno de los niveles más bajos de los últimos años. La información coincide con un breve informe privado realizado por la consultora Consejo Técnico de Inversiones donde se destaca que en un escenario de mayor actividad económica las huelgas, suspensiones y despidos entre enero y mayo cayeron con respecto al mismo período del año pasado. A su vez, el número de operarios y empleados suspendidos en sus actividades en lo que va del año es apenas un tercio de la cantidad correspondiente a enero-mayo de 2010.

Entre 1980 y 2003 se registró un auge en la protesta social a partir de la profundización del proceso de exclusión y desmantelamiento del entramado industrial. El director de Estudios de Relaciones de Trabajo de la cartera laboral, Héctor Palomino, considera que esa dinámica implicó un pasaje desde la individualización de la relación laboral hacia un escenario de recomposición de la acción colectiva. Desde 2003 resurgieron los conflictos protagonizados por el sector sindical con las demandas por mejoras de salario y, en menor medida, condiciones de empleo como reclamos principales.

En un escenario, de sostenido incremento de las negociaciones salariales que pasaron de un promedio de 200 al año durante los noventa a superar las 1000 en los últimos cuatro años, el 56 por ciento de los conflictos estuvieron referidos a cuestiones salariales. En tanto, los reclamos contra despidos representaron el 20 por ciento y aquellos centrados en la regularización contractual como los encabezados por los trabajadores tercerizados del ferrocarril o las empresas telefónicas ascendieron al 12 por ciento. En el ámbito privado, el conflicto que protagonizaron los trabajadores de las empresas aceiteras en el puerto de San Lorenzo es el factor determinante a la hora de explicar el aumento en la cantidad de jornadas de huelga en la industria.

La recuperación salarial significativamente inferior experimentada por los trabajadores docentes, de la salud, judiciales y municipales en los últimos años se refleja en los mayores niveles de conflictividad laboral que exhibe el sector estatal. Los conflictos en el sector público son más numerosos, con más cantidad de huelguistas y más prolongados. De todas formas, en el primer trimestre también se observó una disminución en los conflictos laborales estatales. En Trabajo consideran que el mejor desempeño relativo expresa el funcionamiento adecuado de las instancias de negociación colectiva en los distintos niveles del ámbito público, fundamentalmente del sector de educación.

Compartir: 

Twitter
 

El 65 por ciento de los paros se concentró en el Estado, en especial docentes y administrativos.
Imagen: Télam
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared