EL MUNDO › HISTORIAS DE LAS MAFIAS ITALIANAS. EL TENTáCULO DE LA ’NDRANGHETA CALABRESA

Una verdadera multinacional del crimen

La más poderosa de las mafias italianas es sin duda hoy la ’Ndrangheta calabresa. No es un fenómeno solamente del sur, sino que su presencia se afianzó en el norte industrial y financiero. Controla el tráfico de cocaína en toda Europa.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

“La mafia es como Dios. Todos saben que existe pero nadie sabe dónde está.” La frase, famosa en Italia, sintetiza lo que significaba la más famosa mafia italiana, la Cosa Nostra de Sicilia, que surcó los mares a principios del 900 para instalar parte de sus “familias” en Estados Unidos, en Argentina (en la prometedora Rosario), en Australia, o donde fueran a parar los inmigrantes italianos que entonces partían a millares.

Hoy ya no se puede decir que “nadie sabe dónde está” porque gracias a las tecnologías super sofisticadas es posible hacer todo tipo de interceptaciones, incluso ambientales, de fotografiar o de filmar desde los satélites, de “mapear” movimientos de personas, de inversiones financieras y de dinero en general, de droga, de todo. Pero así y todo, la mafia siciliana y las otras mafias italianas que casi han desplazado a los padrinos de Cosa Nostra, la ’Ndrangheta de Calabria y la Camorra de Nápoles, siguen existiendo.

¿Por qué? Algunos datos y anécdotas tal vez ayuden a comprender la penetración alucinante que tienen en el tejido social y en los ambientes políticos de ciertas regiones y el control con que cuentan sobre algunas actividades económicas locales como la construcción o la recolección de basura, pero también internacionales, como la prostitución y el tráfico de droga y de armas. Sólo para dar un ejemplo: el volumen de negocios anual de la ‘ndrangheta calabresa era de 43.700 millones de euros en 2008 –principalmente por tráfico de droga–, según datos elaborados por uno de los más prestigiosos institutos italianos de investigaciones socioeconómicas, Eurispes. Ese total equivalía entonces al Producto Interno Bruto (PIB) de Estonia (13.200 millones) y de Eslovenia (30.400 millones) juntas.

’Ndrangheta

La más poderosa de las mafias italianas es sin duda hoy la ’Ndrangheta calabresa, que controla el tráfico de cocaína en toda Europa. De sus casi 44.000 millones de euros como volumen anual de negocios, 27.240 millones provienen del tráfico de droga. De las extorsiones y de la usura provienen unos 5000 millones, mientras el tráfico de armas y la prostitución proporcionan a la mafia calabresa casi 3000 millones de euros por año cada uno. Una verdadera multinacional del crimen.

“En los últimos años la ’Ndrangheta se ha transformado en el principal interlocutor de los carteles colombianos de la droga y por esta razón ha establecido bases en Colombia y en Venezuela. Está presente también en Ecuador y Bolivia. La ’Ndrangheta es la representante y agente de la cocaína en Europa”, contó a la prensa el ex presidente de la Comisión Parlamentaria Antimafia, el calabrés Francesco Forgione. Forgione reunió en un libro titulado Mafia export (Ed. Baldini Castoldi Dalai, 2009) decenas de documentos procesales contra las mafias italianas repartidas en el mundo.

El libro, que contiene una serie de mapas, tiene además una lista de países y ciudades de América latina donde se ha verificado la presencia de las distintas mafias italianas. Algunos de los países que aparecen son: Argentina, donde estaría verificada la presencia de Cosa Nostra y ’Ndrangheta en Buenos Aires; Bolivia, donde hay exponentes de la ’Ndrangheta en La Paz; Brasil, que cuenta con Cosa Nostra, Camorra y ’Ndrangheta en Río de Janeiro pero también ’Ndrangheta en Brasilia y Fortaleza; Chile, donde hay Cosa Nostra en Santiago; Colombia, con ’Ndrangheta en Barranquilla, Bogotá, Santa Marta y Montería; Ecuador, con ’Ndrangheta en Quito; México, con ’Ndrangheta en Cancún, Ciudad de México y Guadalajara; y Venezuela, con Cosa Nostra en Caracas y Valencia además de ’Ndrangheta en Caracas, Puerto Ordaz y Guatire.

Al parecer la palabra ’Ndrangheta proviene del griego andragathos, que significa hombre de coraje, valiente. De su existencia como organización semisecreta y violenta, se tienen noticias al menos desde el siglo XVI, cuando Calabria formaba parte del Reino de Nápoles y estaba bajo dominio de los borbones españoles. A diferencia de la mafia siciliana que tiene una estructura vertical, la ’Ndrangheta tiene una estructural horizontal y está basada en relaciones de parentesco. La familia así compuesta es llamada “cosca” o “‘ndrina” y tienen poder sobre un barrio o una zona de la ciudad. Cada una está dirigida por una “terna” representada por el capo-bastone, el contador y el capo-crimen. Si antiguamente se dedicaban a los secuestros y a la prostitución, por nombrar algunas de sus actividades, con el tiempo comprendieron que era importante invertir en su propia región para lavar en parte el dinero obtenido con los tráficos ilegales como la droga o la gran distribución comercial. En Calabria la ’Ndrangheta ha invertido en el área de salud, creando clínicas completamente irregulares, pero también en el tráfico de la basura urbana, un área en la que le hacen competencia un poco más al norte, en la región de Campania, la mafia napolitana o Camorra.

Algunos datos ayudan a comprender el grado de penetración de la ’Ndrangheta en el territorio: La Dirección Antimafia de Reggio Calabria –capital de la región Calabria– investigó por “asociación para delinquir de tipo mafioso” entre 1999 y 2005 a casi 8000 personas, el 44 por ciento de las cuales tenía una edad comprendida entre 31 y 45 años. Entre 2001 y 2005, 19 consejos municipales de distintas localidades de Calabria fueron disueltos por “infiltración mafiosa”. En las ciudades, dicen las organizaciones de empresarios, uno de cada dos comerciantes paga el “pizzo”, es decir es extorsionado mensualmente, y si no paga, en poco tiempo puede quedarse sin la propiedad de su negocio o desaparecer del mapa. Las denuncias de los extorsionados son demasiado pocas sin embargo. La magistratura ha bloqueado repetidas veces la construcción de la autopista Salerno-Reggio Calabria –que se comenzó a construir hace 20 años y es todavía hoy semiintransitable– porque la criminalidad organizada estaba implicada.

El instituto Eurispes creó un curioso indicador respecto de la mafia: el Indice de Penetración Mafiosa, que pone en conjunción varios factores como desocupación, grado de confianza en las instituciones, delitos, etc. El resultado fue que las palmas en este sentido se las llevó la provincia de Reggio Calabria.

La gran novedad de los últimos años, sin embargo, como vienen denunciando políticos e intelectuales de izquierda y haciendo oídos sordos los de derecha, es que las mafias y sobre todo la ’Ndrangheta ya no son un fenómeno solamente del sur, sino que su presencia se encuentra cada vez más afianzada en el norte industrial y financiero de Italia. “En Calabria queda la dirección, en el norte de Italia está en cambio su corazón económico”, escribió el escritor napolitano Roberto Saviano, gran conocedor de estos temas. La presencia cada vez más acendrada de las mafias en el norte de Italia se ha podido verificar a través de distintas operaciones policiales. Una más o menos reciente denominada El Crimen, logró arrestar 300 boss afiliados a la ’Ndrangheta, pero 160 de ellos vivían en Lombardía, la región del norte a la que pertenece Milán. Pocos días después fueron arrestados otros 150, todos residentes en Piamonte, siempre al norte, la región de Turín y de la Fiat.

(Continuará)

Compartir: 

Twitter
 

Domenico Oppedisano, considerado un capo de la ’Ndrangheta, fue detenido en 2010.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.