EL MUNDO › NAFISSATOU DIALLO CONTó SU VERDAD

El ataque de DSK

 Por Guy Adams *

El dijo “sos hermosa” y le agarró los senos. Ella dijo: “Señor, ¡pare esto! No quiero perder mi empleo”. Pero el hombre desnudo la empujó hacia su suite del lujoso hotel. “No vas a perder tu trabajo”, dijo. Luego, procedió a atacarla. La mucama detrás del arresto, detención y renuncia de Dominique Strauss-Kahn rompió un silencio de dos meses para dar su versión de los ahora famosos hechos que tuvieron lugar el sábado 14 de mayo en la habitación 2806 del hotel Sofitel en Nueva York.

Nafissatou Diallo, una madre soltera de 32 años de Guinea, apareció en Good Morning America de la cadena de televisión ABC, 24 horas después de que Newsweek (foto) publicara una entrevista en la que narra su encuentro con el ex jefe del Fondo Monetario Internacional. “Como Dios es mi testigo, estoy diciendo la verdad”, dijo.

Diallo dijo que el ataque, que duró menos de 15 minutos, comenzó cuando un hombre pequeño, desnudo y de pelo blanco apareció en la entrada del hall de una suite que ella debía limpiar. El individuo, más tarde identificado como Strauss-Kahn, estaba “como un loco”, dijo. Después de forzarla dentro del dormitorio, dio un portazo y la empujó hacia una cama, la agarró con fuerza de la zona vaginal, desgarrando su ropa interior.

Ella se resistió, diciendo que la supervisora estaba cerca. Pero él dijo que nadie podía oír y la puso de rodillas. Luego trató de forzar su pene en su boca. Eventualmente, ella afirma que la tomó por la cabeza y la obligó a tener sexo oral. “Se movía y hacía un ruido. Era como ‘uhh, uhh, uhh’.”

Diallo, quien habla con acento y en un inglés quebrado por momentos, estaba muy animada durante su entrevista en ABC, cuya primera parte fue emitida ayer. Gesticulando, siguió diciendo que su temor inmediato después del ataque era perder su trabajo. “Corrí, salí corriendo de ahí. No me di vuelta. Corría hasta el vestíbulo. Estaba tan nerviosa: tenía tanto miedo. No quería perder mi empleo.”

Diallo dijo que después del incidente volvió a sus tareas de limpieza, por las que recibe una paga de 25 dólares la hora. La encontró su supervisora, agitada y perturbada. Después de que le explicó lo que había pasado, llamaron a la policía y Strauss-Kahn fue arrestado en el aeropuerto de John F. Kennedy cuando intentaba abordar un vuelo para Francia. Según Diallo, el ex jefe del FMI eyaculó en su boca y ella, asqueada, escupió en la alfombra. Los forenses recuperaron pruebas de ADN del político en la alfombra.

La mayoría de los expertos legales dicen que Diallo es una testigo creíble cuando recuerda el episodio. Su versión de los hechos encaja con la evidencia forense. También se aproxima mucho a lo que inicialmente le dijo a los investigadores, aunque hay algunas inconsistencias con respecto a los diálogos y a sus movimientos inmediatamente después.

Si ella puede resistir a un interrogatorio en la Corte, es otro asunto. Cuando habla de su estilo de vida y su historia personal, las respuestas de Diallo a menudo son “vagas y forzadas”, afirma Newsweek.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.