EL MUNDO › EL AUMENTO DEL TECHO DE ENDEUDAMIENTO DE EE.UU. DEBE SER APROBADO POR LAS CAMARAS ANTES DE MAñANA

Obama anunció un acuerdo sobre la deuda

El plan contempla fuertes recortes del gasto público para evitar que el país entre en suspensión de pagos. A cambio, el presidente consigue que la extensión de la deuda se vuelva a votar pasadas las elecciones de noviembre.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer que los líderes del Congreso y la Casa Blanca llegaron a un acuerdo para elevar el techo de la deuda, a cambio de fuertes recortes en el gasto público. De esta forma se evita que el país entre en suspensión de pagos a partir de mañana, 2 de agosto. En principio, el compromiso prevé de inmediato la reducción de un billón de dólares de gastos y no descarta la posibilidad de alguna suba de impuestos que deberá decidirse en posteriores negociaciones. El plan se ajusta más a las exigencias republicanas: que el levantamiento del límite de la deuda se haga de modo escalonado y sea por una cantidad idéntica al volumen de recortes públicos que se acepten. Obama consigue a cambio que la extensión de la deuda se vuelva a debatir en 2013, pasadas los comicios de noviembre del año próximo dondo él aspira a ser reelecto. Sin embargo, el acuerdo podría ser resistido por los legisladores más conservadores del movimiento Tea Party y los del ala más izquierdista del oficialismo.

Si bien los detalles del acuerdo entre demócratas y republicanos no trascendieron demasiado, la negociación incluiría un aumento en el tope de la deuda en 2,8 billones de dólares hacia fines de 2012 y aprobar una serie de recortes por un monto equivalente que podría trepar a los tres billones de dólares que se aprobarían en dos fases: un billón ahora y dos billones más tarde. El primer billón se ahorraría simplemente recortando gastos rutinarios. En principio no se prevén subas en los impuestos –la idea planteada por los demócratas–, pero se espera la creación de una comisión cuyo objetivo principal será identificar otros sectores que podrían ser sometidos a reducciones de gastos antes de fin de año.

En una reunión pactada para noviembre, se espera que esa comisión presente sus conclusiones sobre cómo recortar los otros dos billones. Allí estarían incluidos los programas sociales como Medicare (de salud) o la Seguridad Social. “En esta fase, todo estará encima de la mesa”, señaló el mandatario. “Los recortes de impuestos a los que ambos partidos se oponen entrarían automáticamente en efecto si no actuamos”, dijo. Por ello, en los próximos meses, el presidente seguirá comunicando a los legisladores sus argumentos en defensa de un “plan equilibrado”, que resulte de añadir retoques al acuerdo actual para “finalizar el trabajo”. El plan original del oficialismo era combinar los recortes con una suba de impuestos a los más ricos.

Desde la Casa Blanca mencionaron que la jornada de ayer fue “crucial” para aumentar el tope legal de endeudamiento, que actualmente es de 14,29 Billones de dólares. El anuncio de Obama, cuando abrían las Bolsas en el mercado asiático, coincidió con el cierre de ambas Cámaras del Congreso hasta la mañana de hoy, cuando los legisladores se reunirán para debatir el plan y votarlo. Según confirmó el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, el acuerdo prevé una reducción del déficit de tres billones de dólares en los próximos 10 años en dos fases. La primera fase rebajará un billón de dólares en gastos en ajustes que ambos partidos ya habían aceptado durante el proceso de debate sobre el endeudamiento.

Obama reconoció que éste “no es el acuerdo que habría preferido”. “Creo que podríamos haber hecho las decisiones duras que se necesitaban ahora mismo y no a través de un comité especial en el Congreso”, declaró el mandatario. No obstante, celebró que el acuerdo “cierre la crisis de deuda que Washington impuso a Estados Unidos” y asegure que ésta no vuelva a repetirse “en seis o 12 meses”, ya que garantiza el alza del techo de la deuda hasta el final de 2012, año electoral.

“Este proceso ha sido caótico, y ha durado demasiado”, sentenció el líder demócrata. “He estado preocupado sobre su impacto en la confianza en los negocios, en el consumo y en la economía en el último mes.” No obstante, agradeció a los líderes del Congreso y al pueblo estadounidense su colaboración para alcanzar el acuerdo y les pidió que trabajen para votarlo y hacer el plan una realidad en los próximos días. El resultado del plan, aseguró Obama a modo de conclusión, será “el nivel más bajo de gasto doméstico anual desde que Dwight Eisenhower era presidente” (1953–1961), pero “a un nivel que nos permitirá hacer inversiones necesarias para crear empleo en sectores como el educativo o el de investigación”.

Poco antes de su alocución, el líder de la mayoría demócrata en el Senado norteamericano, Harry Reid, convocaba a sus compañeros de partido en esa Cámara a las 11 de la mañana de hoy para analizar el acuerdo. “Mi mensaje al mundo es que esta nación y este Congreso están avanzando juntos”, dijo Reid. Por su parte, McConnell indicó que ha convocado también a los senadores republicanos, y celebró que exista ahora “un marco listo para ser revisado y que garantizará un recorte significativo al gasto de Washington”. Hoy seguirá el debate.

Compartir: 

Twitter
 

Obama dijo que éste “no es el acuerdo que habría preferido”, pero es el alcanzable por estas horas cruciales.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.