EL PAIS › DEBATIERON LOS POSTULANTES A LA GOBERNACION DE CORDOBA, QUE VOTA EL PROXIMO DOMINGO

Propuestas y chicanas entre candidatos

El debate se realizó en la Universidad Nacional de Córdoba y participaron once de los doce postulantes. Los principales cruces se dieron entre José Manuel de la Sota (PJ), Luis Juez (Frente Cívico) y Oscar Aguad (UCR).

 Por Agustín Di Toffino

Desde Córdoba

En vísperas de la elección que se realizará el próximo domingo, casi todos los candidatos a gobernar Córdoba entrecruzaron sus propuestas en “Políticas para Córdoba”, el debate organizado por la Universidad Nacional de Córdoba. Sin sorpresas y en un pie de igualdad, todos los aspirantes pudieron repasar sus principales ejes programáticos y ninguno se apartó de su libreto de campaña.

En el Pabellón Argentina de la Ciudad Universitaria, once de los doce candidatos a gobernador para el período 2011-2015 se amalgamaron en unos atriles de color azul, frente a un auditorio compuesto por periodistas, asesores políticos y funcionarios académicos. El debate fue televisado sólo para la provincia.

Las miradas de todos buscaban a los tres aspirantes con posibilidades de ganar la elección: el ex gobernador y candidato justicialista, José Manuel de la Sota; el senador nacional Luis Juez, del Frente Cívico, y el postulante de la Unión Cívica Radical, el diputado nacional Oscar Aguad. Cuando el locutor anunció el inicio del debate, el primero en salir de detrás del telón fue el radical Aguad. Al instante, el resto de los candidatos fue completando la escena y ubicándose de acuerdo con el orden que tienen en la flamante boleta única que se usará en la elección. A todos se los notaba con gesto adusto y no cruzaron ni una mirada.

En el primer bloque, el tema a debatir fue “Ciudadanía, derechos humanos y seguridad”. Como una paradoja, el azar del sorteo decidió que fuera Jorge Agüero, candidato del Partido Concentración Popular y abogado defensor de militares acusados de delitos de lesa humanidad, quien empezara la exposición de un minuto y veinte segundos. “Me dirijo a vos, soy Jorge Agüero, el Mesías, y tengo la solución de tres problemas básicos”, arrancó el candidato, pero cuando iba a enumerar esos problemas le empezó a sonar su teléfono celular y se puso muy nervioso. “¡¿Qué estás viendo, hermano?!”, le gritó al distraído que lo había llamado y despertó las primeras risas de la sala. A lo largo del debate, Agüero acaparó la mayor parte de la atención con sus promesas y con su tendencia a no respetar los ejes del debate.

El siguiente candidato que habló fue el economista Eduardo González Olguín, quien se definió como “el único candidato kirchnerista en Córdoba”, pese a que al debate también asistían Eduardo Fernández, de Nuevo Encuentro, y Miguel Vittar, del Partido Intransigente. Todos se identifican en las políticas del gobierno nacional, pero ninguno cuenta con el respaldo oficial de la Casa Rosada.

Cuando le tocó el turno a Juez, buscó marcar diferencias con sus principales rivales. “No compartimos palcos con genocidas ni mandamos a las Madres a cuidar a sus hijos”, afirmó, haciendo alusión a la fotografía de Aguad junto al represor Luciano Benjamín Menéndez en un palco de un acto oficial, durante la gobernación de Ramón Mestre, y a las expresiones vertidas por De la Sota cuando, en 2003, polemizó con los organismos de derechos humanos.

El siguiente tema a debatir fue “Políticas ambientales y recursos naturales”. En este segmento, la nota la dio Francisco Delich, candidato por la fuerza de Alberto Rodríguez Saá. Sacó una botella con agua sucia del río Suquía. Mientras la acomodaba en su atril, dijo: “Hay gente que está condenada a tomar el agua y no lo sabe. Esto ocurre porque hubo desarrollistas inmobiliarios irresponsables que volcaron residuos al río”. Sobre el tema de las políticas ambientales, el candidato oficialista, De la Sota, manifestó que “Córdoba es el corazón productivo y el pulmón de la patria” y aseguró que buscará soluciones conjuntas entre la provincia y los municipios para resolver el tema de los basurales a cielo abierto. Mientras, Aguad prometió plantar cuatro millones de árboles.

Cuando finalizaron las exposiciones de todos los candidatos, el conductor del debate, el politólogo Cesar Tcach, anunció el cierre del primer bloque. En los cortes de la transmisión, los candidatos desaparecían de la escena y se perdían entre los consejos de sus asesores.

Los dos ejes temáticos que continuaron fueron: “Políticas sociales, educación y salud” y luego “Política económica y reforma impositiva”. Allí los candidatos repitieron sus principales promesas. El radical Aguad redundó sobre su propuesta de aumentar los sueldos docentes en un 50 por ciento y De la Sota volvió con la idea del boleto estudiantil gratuito.

Los últimos momentos del debate fueron temas libres y algunas exposiciones calentaron el ambiente. “Durante estos cuarenta días nos han tratado de empujar a la demagogia y a la promesa fácil, al chamuyo. La provincia está como está porque ha sido gobernada por una banda de corruptos”, afirmó Juez e insistió en que no se puede gobernar “sin decencia, sin honestidad y sin apego a los valores”.

En su mensaje final, el candidato de Nuevo Encuentro, Eduardo Fernández, hizo anclaje en su experiencia como dirigente de APyMe: “Llevo más de 25 años defendiendo las pequeñas y medias empresas y las economías sociales. Hoy cuando escucho que los principales candidatos se asesoran con la Fundación Mediterránea, la verdad estamos preocupados, creemos en políticas activas y un Estado eficiente”.

El candidato radical prefirió hacer una performance desplegando tres fotos. En ellas se veía a De la Sota con el ex intendente de Córdoba German Kammerath, a Juez con el actual intendente Daniel Giacomino, y por último a De la Sota con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Uno te pide una tercera oportunidad, el otro una revancha, lo que no saben es que vos pedís un cambio, no porque todo esté mal, es porque todo puede estar mejor.”

De la Sota fue el que más ataques recibió. Pese a que en su exposición siempre trató de mostrarse distante de las críticas, afirmó: “Córdoba cree en lo que ve y lo que ve es más progreso, estamos más desenojados, necesitamos liderazgos que no se ensañen. Ahora que Córdoba gana si tu candidato te dice que todo está mal es porque está pensando en él, no en vos.”

Sin grandes sobresalto concluyó el debate. Ahora, sólo resta saber qué ocurrirá el domingo que viene.

Compartir: 

Twitter
 

En el Pabellón Argentina de la UNC sólo faltó el Partido del Campo Popular, que no quiso participar.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.