EL PAIS › LOS PRESIDENCIABLES DE LA OPOSICION SE LANZARON A CAPITALIZAR EL TRIUNFO DE MACRI

Todos quieren quedarse con los votos

Tratan de aprovechar la falta de candidato PRO. “Respetaremos la autonomía de la Ciudad”, prometió Alfonsín y coincidió con Duhalde en vaticinar la derrota de CFK. Carrió dijo estar “contenta”. “Debería ser una fuerte señal”, señaló Binner sobre la elección porteña.

 Por Sebastian Abrevaya

Como en la primera vuelta, los principales candidatos presidenciales de la oposición volvieron a lanzarse en pos de captar los votos del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, cuya fuerza no le presentará un competidor a Cristina Fernández. El radical Ricardo Alfonsín y el peronista Eduardo Duhalde consideraron que no fue una sorpresa el resultado porteño y diagnosticaron que la derrota del Frente para la Victoria se trasladará a las urnas, primero el 14 de agosto y luego el 23 de octubre. Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, se limitó a expresar que está “contenta” y que “es muy difícil que Cristina gane en primera o segunda vuelta”. Por el Frente Amplio Progresista que postula a Hermes Binner, la candidata bonaerense Margarita Stolbizer remarcó que el 64,25 por ciento obtenido por Macri “no es un voto conservador de derecha o del PRO, sino que muchos son independientes que luego se van a dispersar”. La mayoría de los presidenciables no definió aún si aceptará la convocatoria de Macri para reunirse con él después de las primarias.

Movidos con la misma lógica del 10 de julio, los opositores miraron expectantes el resultado de la elección porteña, que coincidieron en tomar como una muestra del futuro oscuro que auguran que le espera al oficialismo el 14 de agosto y posteriormente el 23 de octubre. “No es una sorpresa. Se puede decir lo mismo que hace 15 días (sic): que hay un claro escenario de segunda vuelta en la República Argentina, después de lo que pasó en Santa Fe, Buenos Aires y (el próximo domingo) en Córdoba”, anticipó Ricardo Alfonsín, cuyo partido sacó apenas el 2 por ciento de los votos en la primera vuelta porteña.

El dirigente radical trató de relativizar el mal desempeño de la UCR en las elecciones locales y se lanzó a seducir al electorado porteño: “En nuestro gobierno respetaremos la autonomía de la Ciudad. Se terminan los condicionamientos del gobierno nacional a Buenos Aires”. Según lo que dice percibir en sus recorridas proselitistas y lo que le marcan sus encuestas, se encuentra segundo debajo de CFK y “muy lejos” del tercero.

“Es un triunfo muy grande para Macri, que se consolida como una proyección para el futuro interesante”, señaló Duhalde. Para el peronista disidente, la elección de ayer “es una alegría para la oposición en su conjunto que confirma que la idea de que el kirchnerismo ya ganó era una mentira como la del Indec”. En la primera vuelta, el candidato porteño de Duhalde obtuvo el 0,29 por ciento.

Buena parte de los candidatos a legisladores e intendentes del PRO están integrados en la boleta de Unión Popular que encabeza el peronista disidente acompañado por el chubutense Mario Das Neves. El candidato a intendente de Vicente López Jorge Macri reveló que solicitará a la Justicia que le permita adherir su lista a la del ex presidente. Además, el humorista Miguel Del Sel anticipó su voto a Duhalde tras la sorpresiva votación que hizo el domingo anterior en Santa Fe. “El Gobierno está en un derrumbe electoral del cual no conocemos el piso. Esto se va a verificar en Córdoba la semana que viene, se produjo un quiebre por la falta de respeto al ciudadano luego de la primera vuelta en la ciudad”, concluyó.

No hicieron falta demasiadas palabras de Carrió luego del sorpresivo apoyo que le dio a Mauricio Macri la noche en que ganaba por el 47 por ciento de los votos. La chaqueña ratificó ayer su alegría por la derrota kirchnerista y también buscó posicionarse: “Lo importante es salir al futuro y no encerrar a la Nación en una nueva interna del PJ, que sólo ha traído corrupción, drogas y mentiras”. El escenario no es el mismo, pero los lilitos tienen la esperanza de acercarse lo más posible a la performance de 2007, cuando ganó el PRO en las locales y en las nacionales Carrió sacó el 37 por ciento.

Hermes Binner fue el único presidenciable que no se pronunció previo al ballottage. Entrada la noche, marcó posición vía Twitter: “El resultado de hoy (por ayer) debería ser una fuerte señal para todos: el país en blanco y negro no funciona. Hay que entender las diferencias”. El socialista había acompañado a Pino Solanas, más allá de los cortocircuitos que provocaron una ruptura en el armado nacional. El líder de Proyecto Sur se quejó de la nacionalización de los comicios porteños. “Todo se nacionalizó, no se votaba a Filmus, se votaba a CFK. Lo que faltaba es que la cara de Filmus con su barbita tuviera pelo largo”, dijo el cineasta, justificando su magro resultado. Dio indicios de su voto en blanco al señalar ayer que no quiso “darle ni un granito de apoyo a ninguna de las dos fuerzas”.

Por el lado del FAP, Stolbizer deslizó que podrían captar parte del voto al PRO que no es “conservador o de derecha”, sino que son independientes que votaron por oposición al gobierno nacional. Para darle impulso a la reciente postulación de Binner, aspiran a lograr un triunfo de Luis Juez en Córdoba, el próximo domingo. Será el último turno del cronograma electoral, previo a las PASO. El último round de la oposición para generar un clima favorable que la impulse en la pelea final con el kirchnerismo.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Alfonsín, Eduardo Duhalde, Elisa Carrió y Hermes Binner, en pugna por el voto PRO.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.