EL MUNDO › DESESTIMAN LA ACUSACIóN CONTRA STRAUSS-KAHN

Levantarían los cargos

Los fiscales pidieron al juez que retire los cargos contra el ex titular del FMI, acusado de agresión sexual. La Fiscalía de Nueva York restó credibilidad a la denunciante.

El proceso judicial que se sigue contra Dominique Strauss-Kahn por intento de violación a la empleada de un hotel de Nueva York fue desestimado por la Fiscalía de esa ciudad. La Fiscalía de Manhattan pidió al juez Michael Obus que retire todos los cargos por agresión sexual e intento de violación contra Strauss-Kahn. Al perder confianza en la camarera guineana Nafissatou Diallo, quien había afirmado que el por entonces director del FMI intentó abusar de ella en una habitación del Sofitel, los fiscales finalmente decidieron desestimar la posibilidad de condenar al político socialista, una decisión que podría revivir el futuro político del que muchos consideraban como el futuro presidente de Francia. “Strauss-Kahn y su familia están agradecidos a la oficina del fiscal por haber tomado en cuenta seriamente nuestras preocupaciones y que su propio jefe haya concluido que este caso no podía seguir avanzando”, dijeron los abogados del ex titular del FMI en un comunicado. El político francés, de 62 años, se había declarado inocente de los cargos en su contra, incluyendo el de “acto sexual criminal, detención ilegal y tentativa de violación”. Al ex titular del FMI lo espera otro proceso por otro supuesto ataque sexual en Francia.

En una moción judicial, la oficina del fiscal Cyrus Vance solicitó a Obus que retire los siete cargos contra el político y economista francés, el mismo día en que el abogado de la supuesta víctima, Kenneth Thompson, pidió la recusación del fiscal. “Cyrus Vance ha denegado el derecho de una mujer a lograr justicia en un caso de violación”, se lamentó el letrado tras la reunión en la fiscalía, encuentro al que acudió junto con Diallo. “El fiscal no sólo le ha dado la espalda a esta víctima, también les ha dado la espalda a las pruebas forenses, médicas y otras evidencias físicas en este caso”, remarcó el abogado al salir de la fiscalía. “Vance no va a defender a nuestras madres, hermanas y esposas si son asaltadas sexualmente”, insistió Thompson.

A principios de este mes, Diallo había presentado una demanda civil contra Strauss-Kahn para resarcir una serie de daños no especificados. En caso de ser liberado, aún no se sabe si Strauss-Kahn recibirá su pasaporte y regresará a París o si, por el contrario, se quedará en su casa de Washington junto a su mujer. Al ex titular del FMI lo espera otro proceso por otro supuesto ataque sexual en Francia. Cuando fue detenido y acusado de violación, Strauss-Kahn se posicionaba como el principal candidato presidencial de los socialistas. Por ello, quienes lo apoyan están convencidos de que las acusaciones en su contra formaban parte de un montaje político para drenar sus chances de suceder al actual presidente francés, Nicolas Sarkozy, en las elecciones de abril. Algunos analistas aseguran que el Partido Socialista tendría que hacer una excepción si desea permitirle entrar en la carrera presidencial a ocho meses de los comicios. Aunque nada le impide regresar a la política francesa, la imagen del ex hombre fuerte del FMI se ha visto dañada y cayó considerablemente en la opinión pública de Francia: un sondeo publicado en julio indicó que dos tercios de los franceses no quieren que sea candidato.

Según el The New York Times, la petición oficial de la fiscalía para desestimar el caso fue enviada por la oficina de Vance minutos después del encuentro con Thompson y Diallo. “La naturaleza y número de falsedades de la demandante nos han impedido dar crédito a su versión de los hechos más allá de la duda razonable, independientemente de la verdad sobre el encuentro entre la demandante y el acusado”, menciona el diario neoyorquino. “Si no le creemos más allá de la duda razonable, no podemos pedirle a un jurado que lo haga”, agrega la resolución.

Thompson y Diallo, que fue vista en todo momento al lado de su abogado, con gesto serio y sin hacer comentarios, ingresaron minutos después de las 15 (hora local) a la reunión con el fiscal y abandonaron el lugar 15 minutos más tarde. En una entrevista con el Times, Thompson señaló que el cruce con Vance duró 30 segundos y calificó ese encuentro como de una absoluta falta de respeto. Además, anunció que horas antes había presentado una solicitud para apartar a Vance del caso con el argumento de que su manejo de la causa fue inadecuado y problemático. La oficina del fiscal, por su parte, salió a desmentir esa versión y dijo que todavía no había recibido el escrito.

Compartir: 

Twitter
 

Nafissatou Diallo, quien acusó a Strauss Khan, y su abogado Kenneth Thompson.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.