EL MUNDO › A CAMBIO, ISRAEL ACORDó EXCARCELAR A 477 PRISIONEROS PALESTINOS

Expectativa por la liberación del soldado Shalit

 Por Catrina Stewart *

Desde Jerusalén

La familia de Gilad Shalit, el soldado israelí detenido en Gaza, imploró ayer a la Corte Suprema para que rechace el pedido de demorar el intercambio de presos mientras el soldado se preparaba para regresar a su hogar, después de más de cinco años en cautiverio. El máximo tribunal rechazó los cuatro recursos presentados por familiares de víctimas de atentados contra el canje de 1027 prisioneros palestinos –algunos de ellos involucrados en los más conocidos ataques en suelo israelí– por el joven soldado, capturado por militantes de Hamas en un ataque en la frontera en junio de 2006.

Noam Shalit, el padre del soldado, quien escribió una carta a la Corte Suprema diciendo que cualquier demora pondría en peligro la vida de su hijo, hizo frente a las enojadas interrupciones de las familias de aquellos muertos en ataques terroristas cuando llegó al tribunal para pelear para que el pacto siga adelante. “Colgá una bandera negra en tu casa en Mitzpe Hila, este es un día de duelo”, gritó Shvuel Schijveschuurder, de 27 años, quien perdió a sus padres y a tres hermanos en el ataque suicida de 2001 en el restaurante Sharro Pizza en Jerusalén, según informaron los medios israelíes.

Se espera que el soldado Shalit, incomunicado desde su captura, sea recibido como héroe hoy en Israel, en donde el pacto fue apoyado por la opinión pública. Miles de palestinos también están preparando enormes celebraciones en Gaza y Cisjordania para darles la bienvenida a sus parientes, algunos de los cuales han estado en prisiones israelíes durante más de 30 años. El intercambio de presos negociado entre Israel y Hamas con la mediación de Egipto es la culminación de años de tensas negociaciones entre las partes –Egipto, además, consiguió la liberación de 177 presos de su país–. También concluye un doloroso capítulo para los israelíes, muchos de ellos identificados con Gilad Shalit, el militar que tenía 19 años en el momento de su captura.

Pero algunos israelíes, particularmente aquellos que perdieron parientes en los ataques terroristas, han cuestionado abiertamente el alto precio del pacto, que incluye la liberación de casi 300 palestinos que cumplían sentencias de por vida, advirtiendo que solo hará que sus vidas corran más peligro. En una carta a las familias de las víctimas del terror, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, defendió su decisión, ya que esta era una de las cosas más difíciles que había tenido que hacer jamás. “Me enfrenté a la responsabilidad de que regrese cada soldado que es enviado a proteger a nuestros ciudadanos”, dijo.

Con las emociones muy exaltadas, varias familias interrumpieron la sesión en el tribunal para expresar su oposición al pacto. “Cada israelí debería estar preocupado ahora”, dijo Meir Indor, jefe del grupo Almagor para las familias de las víctimas del terror, durante un receso en la audiencia. “Estamos hablando de liberar a los maestros del terrorismo. Eso es un gran peligro para nuestra sociedad.”

Después de la audiencia, Noam Shalit dijo a los periodistas que comprendía que este era un “pacto difícil” para las familias, pero añadió que “lamentablemente, suspendiendo el pacto no traerá a las víctimas de vuelta a la vida, pero podría condenar a muerte a Gilad”. Israel liberará inicialmente a 27 prisioneras mujeres, y sólo cuando Shalit esté en manos egipcias en el Sinaí serán liberados los 450 prisioneros varones, unos 300, a Gaza. Cuarenta prisioneros irán al exilio. Shalit, mientras, cruzará a Israel, donde será revisado por los médicos, antes de volar a la base Tel Nof, al sur de Tel Aviv, donde se reunirá con su familia.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.