SOCIEDAD › EL JEFE DE GOBIERNO PROPUSO TIRAR ABAJO 40 INMUEBLES PARA PROLONGAR DIAGONAL SUR HASTA LA 9 DE JULIO

Macri quiere de vuelta a las topadoras

El Ejecutivo porteño presentó un proyecto que implica expropiar y demoler al menos cuarenta inmuebles en dos manzanas. Pretende “completar así la estructura simbólica de la ciudad”. Incluiría la construcción de una playa subterránea.

 Por Eduardo Videla

El gobierno porteño presentó un proyecto para prolongar la avenida Julio A. Roca, también llamada Diagonal Sur, que nace en la Plaza de Mayo y hoy llega hasta la avenida Belgrano, para que se extienda hasta la 9 de Julio. La obra, de ser autorizada, requeriría la expropiación y demolición de al menos unos 40 inmuebles en dos manzanas. El propósito de la iniciativa es “completar la estructura simbólica de la Ciudad planeada hace un siglo y nunca ejecutada”, según se expresa en los fundamentos. La ejecución prevé la convocatoria a un concurso público e incluye el proyecto de construir un estacionamiento subterráneo bajo la nueva traza. Legisladores de la oposición cuestionaron la utilidad de la propuesta, en tanto que desde la Sociedad Central de Arquitectos la apoyaron con entusiasmo.

El proyecto, que ingresó el viernes en la Legislatura, lleva las firmas del jefe de Gobierno, Mauricio Macri; del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, y del ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín. El texto pide el aval para llamar a un “concurso nacional e internacional para la apertura de la avenida Presidente Julio Argentino Roca”, nombre oficial de la Diagonal Sur.

El texto se refiere a la prolongación de la traza actual de la Diagonal Sur, desde la calle Piedras y la avenida Belgrano, hasta Bernardo de Irigoyen, arteria que flanquea la avenida 9 de Julio por el este, a la altura de la calle México.

También plantea como parte del emprendimiento “la construcción y concesión de estacionamientos subterráneos” por debajo de la Diagonal para aportar “al mejoramiento de la movilidad del área central”. Esa propuesta, según el diputado Eduardo Epszteyn (Encuentro Progresista y Popular), “va en contra del Código de Planeamiento Urbano y del Plan Urbano Ambiental, que proponen desalentar el uso de automóviles en el área central. Por el contrario, con un estacionamiento en ese lugar, se promueve la llegada de vehículos a esa zona”.

La avenida Presidente Julio Argentino Roca fue planeada en 1910 junto a la Diagonal Norte (Roque Sáenz Peña), y en la actualidad se extiende por 300 metros, desde el ala sur del Cabildo, en el cruce de Bolívar e Hipólito Yrigoyen, hasta Belgrano y Piedras.

Según el proyecto que ahora deberá analizar la Legislatura, la apertura propuesta permitirá “completar la estructura espacial-simbólica de la Ciudad, planeada hace un siglo y nunca ejecutada”. Además, “dotará de un nuevo referente urbano en la intersección con el eje 9 de Julio, equilibrando la presencia unívoca del Obelisco”. Asimismo, “contribuirá al ordenamiento de la movilidad en el área central, aportando una arteria que permita la vinculación entre micro y macrocentro”.

Al respecto, el titular de la Sociedad Central de Arquitectos, Enrique García Espil, apoyó la realización de la obra porque tiene “un contenido simbólico, ya que la ciudad le estaría dando la misma importancia el sur de la ciudad que al norte”, afirmó.

“Esa obra sigue el criterio de ordenamiento de la ciudad, que quedó trunco en el tramo que va hacia el sur, y que, de máxima, podría tener como remate la continuidad más allá de la 9 de Julio, como ocurre con la Diagonal Norte, que termina en una plaza, y ante un edificio emblemático como el Palacio de Tribunales.”

Por su parte, el diputado Sergio Abrevaya (Coalición Cívica) cuestionó la validez de la obra: “No le veo beneficio alguno para el tránsito. No favorece el acceso a la Plaza de Mayo ni al microcentro, ya que está cerrada la circulación en Balcarce”, dijo.

La obra urbana afectará a las construcciones emplazadas en las dos cuadras de la prolongación, desde Belgrano y Piedras hasta Bernardo de Irigoyen y México, para lo cual se abre la posibilidad de que se ejecuten “novedosos instrumentos de gestión pública”, como “la actuación de privados expropiantes” en aquellos “emprendimientos de gran envergadura e interés urbano”. Es que, de acuerdo con el artículo segundo de la norma, “se autoriza a quien resulte ganador del concurso a actuar como privado expropiante de las parcelas afectadas a la apertura de la Diagonal Sur”, que constan en un anexo del proyecto, entre las que existen tres que pertenecen al Ejecutivo de la Ciudad.

El proyecto, que ingresó a la Legislatura el viernes pasado, debe ser tratado primero por la Comisión de Planeamiento Urbano, que preside la diputada Silvina Pedreira (Partido Justicialista). Se trata de una iniciativa de vieja data. Incluso, hay ordenanzas que habilitan la desafectación de edificios en esa traza, lo que nunca se llegó a concretar.

“En ese lugar estaba prohibido hasta ahora construir edificios de altura, por lo cual la expropiación y las demoliciones no van a ser tan costosos para la ciudad”, razonó García Espil. El arquitecto, incluso, se atrevió a imaginar una extensión de la avenida Roca más allá de la 9 de Julio, hasta rematar en una plaza, “frente a algún edificio emblemático del Estado”.

Compartir: 

Twitter
 

La Diagonal Sur va hoy desde Plaza de Mayo hasta la avenida Belgrano y Piedras, a lo largo de tres cuadras.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared