EL MUNDO › EL SITIO WEB DENUNCIA QUE COMPAñíAS NORTEAMERICANAS BLOQUEAN LAS DONACIONES

Wikileaks frena la publicación de datos

Julian Assange, el fundador del portal que se hizo famoso por difundir cables diplomáticos secretos de Estados Unidos, acusó a las empresas de ser funcionales a la presión política de Washington.

 Por Jerome Taylor *

Wikileaks dejará de publicar información confidencial de manera temporal tras perder el 95 por ciento de sus ingresos. Julian Assange, el fundador del sitio denunciante, admitió que su organización podría estar en bancarrota para fines de este año. En la central de Londres ayer, en una rueda de prensa, el australiano de 40 años explicó en detalle el bloqueo que ejercen sobre el sitio una serie de empresas multinacionales estadounidenses.

Assange dijo que Wikileaks se concentraría ahora en reunir fondos para evitar el riesgo de irse a pique. “Si Wikileaks no encuentra la forma de evadir el bloqueo para poder mantener los actuales niveles de gastos, simplemente no podremos continuar el año de viene”, dijo. “De manera que hemos decidido redireccionar la mayoría de nuestros recursos de personal para quebrar este cerco.” Wikileaks ha estado bajo un embargo financiero de facto “arbitrario e ilegal” desde principio de diciembre, cuando las más importantes empresas multinacionales con sede en Estados Unidos incluyendo a Mastercard, Visa, PayPal, Western Union y el Bank of America se negaron a procesar las donaciones al sitio web después que publicó los cables diplomáticos clasificados de la embajada de Estados Unidos.

Assange acusó a las empresas de ser funcionales a la presión política de Washington. “Si este ataque financiero sigue sin cuestionarse, se establecerá un precedente peligroso, opresivo y antidemocrático, las implicaciones del ataque irán más lejos de Wikileaks y su trabajo”, dijo. “Cualquier organización que se oponga a las poderosas empresas financieras o a sus aliados políticos puede esperar una acción extrajudicial similar.” El grupo espera poder litigar contra las organizaciones financieras en el Reino Unido, Australia, Dinamarca y Estados Unidos. Hace tiempo que se sabe que el sitio ha luchado por mantenerse a flote y –con la excepción de una porción de documentos sobre Guantánamo a principio de este año y el lento goteo de los cables de la embajada– no ha publicado ningún nuevo informe desde diciembre. Pero ésta es la primera vez que la organización ha detallado sus problemas en forma tan pública.

En una indicación de en qué forma Wikileaks está determinada a volver a publicar datos, Assange también aprovechó la oportunidad ayer para anunciar que su sistema encriptado de informe, que fue destruido por un ex voluntario en octubre del año pasado, será relanzado el mes que viene. “Tuvimos que desarrollar de cero una generación completamente nueva del sistema de informes”, dijo.

Cuando se le preguntó si algunas de las nuevas donaciones reunidas para Wikileaks irían a la defensa de su actual batalla contra la extraditación a Suecia, donde se lo busca para interrogarlo por acusaciones de ataques sexuales, dijo: “El dinero reunido por Wikileaks nunca fue hacia el caso de extradición sueco del que soy objeto –un caso por el que no he sido acusado–. Pero eso no impidió que nuestros opositores desparramaran desinformación deliberada para reducir la cantidad de donaciones que entraban a esta organización. Curiosamente, todavía se le pueden hacer pagos a PayPal y Visa a nombre de la fundación de defensa de Julian Assange –porque eso va hacia los abogados–, pero no se pueden hacer pagos Visa y pagos PayPal a Wikileaks porque eso va hacia la publicación.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhere.

Compartir: 

Twitter
 

Assange dijo que Wikileaks se concentraría en reunir fondos para evitar el riesgo de entrar en bancarrota.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.