EL MUNDO › TRAS LA BATAHOLA EN PLAZA TAHRIR, DIMITIO EL GABINETE DEL GOBIERNO TRANSITORIO

Reprimen y después renuncian en Egipto

Cientos de manifestantes gritaban cánticos pidiendo la caída del mariscal de campo Mohamed Hussein Tantawi, el líder de facto de Egipto. Los manifestantes ganaron por lo menos una victoria parcial con el ofrecimiento del gabinete de renunciar.

 Por Alastair Beach *

Desde El Cairo

El gabinete egipcio ofreció su renuncia anoche mientras brutales disturbios que han vuelto a convertir a partes del centro de El Cairo en un campo de batalla, continuaron durante la noche, amenazando la viabilidad de las elecciones de la semana que viene y dejando 33 muertos.

Jóvenes tirando piedras se enfrentaron a la policía antimotín frente a la Universidad Americana de El Cairo, cerca de la plaza Tahrir, mientras cientos de manifestantes gritaban cánticos pidiendo la caída del mariscal de campo Mohamed Hussein Tantawi, el líder de facto de Egipto.

“El ejército está en guerra con el pueblo egipcio”, dijo ayer Mustafa Karim, un manifestante en El Cairo. “La gente no confía en el mariscal y no confía en el gobierno.” Los manifestantes obtuvieron por lo menos una victoria parcial con el ofrecimiento del gabinete de renunciar, que fue posterior a la salida del ministro de Cultura, Emad Abu Ghazi. Un grupo de diplomáticos emitió una declaración condenando la forma en que se han manejado las últimas manifestaciones. Hubo informes confusos sobre si la renuncia había sido aceptada.

El problema de anoche sucedió después de los sangrientos enfrentamientos que continuaron hasta las primeras horas de ayer a la mañana. Los médicos voluntarios trabajando en hospitales de campaña cerca de la plaza Tahrir luchaban para hacer frente a los cientos de activistas malheridos que eran traídos de las primeras líneas.

Un médico, el doctor Haytham Magdy, dijo que había visto a un manifestante al que un vehículo le pasó por encima de la cara. “Creo que debe haber sido un auto militar”, dijo. “Los huesos de sus rostro están deshechos.”

En un momento la policía pareció estar disparando con balas reales contra los manifestantes, haciendo saltar pedazos de ladrillos de un bloque de departamentos. Se podía ver a un grupo de cinco activistas corriendo por un callejón oscuro llevando a un hombre de mediana edad, mientras le chorreaba sangre por un lado de la boca.

Magdy también dijo haber visto a un muerto, una persona a la que parecía que una bala real le hubiera perforado el bazo. Las autoridades han negado estar usando municiones reales.

“Todo lo que pedimos es nuestra libertad”, dijo Hassan Hani, un ingeniero mecánico de 20 años que estaba manifestando en la plaza, el escenario de los violentos choques anteriores de este año, que eventualmente llevaron al derrocamiento del presidente Hosni Mubarak. “El Consejo Militar tuvo la oportunidad de ganar nuestra confianza, pero la dejaron caer.”

La cadena de violencia comenzó el sábado a la mañana, cuando un pequeño grupo de activistas fueron arrestados y golpeados después de haber pasado la noche en la plaza Tahrir. Videos perturbadores fueron subidos a Internet mostrando a tropas y policía golpeando violentamente a un hombre que parecía estar ya inconsciente. Otro mostraba a un manifestante aparentemente sin vida siendo arrastrado por la plaza y tirado junto a una pila de otros cuerpos.

Los activistas y las ONG han estado acusando durante meses al ejército por abusar de su posición al usar los tribunales militares para juzgar a civiles y andar con evasivas sobre la fecha de las elecciones presidenciales.

Un informe de Amnesty International dado a conocer ayer afirmaba que los generales que gobiernan Egipto habían achicado los poderes dicatatoriales para sus propios fines y eran culpables de “aplastar” la revolución de la Primavera egipcia de febrero.

Las dudas y la confusión también rodean la viabilidad de las elecciones parlamentarias, que el Consejo Militar en el poder insiste en que tendrán lugar la semana que viene. Algunos partidos políticos ya han suspendido sus campañas y están pidiendo una postergación. Shaheer George, del liberal Partido de la Libertad de Egipto, cuyos candidatos han detenido sus campañas, dijeron que las elecciones deberían ser demoradas y pidieron la renuncia de los ministros del Interior y Medios de Egipto.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Un manifestante devuelve una lata de gas lacrimógeno arrojada por la policía.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.