EL MUNDO › UN NUEVO EDIFICIO FUE TOMADO AYER EN MADRID

Desalojo y nueva ocupación del 15-M

Un edificio fue tomado ayer en la capital de España en protesta por el desalojo del ocupado Hotel Madrid, que funcionaba como centro comunitario asistencial para familias en situación de calle. Ayer un grupo de seis indignados preparaban los departamentos a la espera de siete familias que vivirán allí. “Se trata de escoger a las personas más responsables y sociales con voluntad de trabajar en la comunidad y restablecer sus vidas”, dijo Tess, una educadora social de 26 años del movimiento 15-M.

Tras el desalojo del Hotel Madrid por la mañana, el lunes los indignados llenaron la Puerta del Sol para apoyar al colectivo y las familias que debieron abandonar el centro social. Ayer los indignados hicieron una asamblea para debatir la organización del hotel, ocupado desde el 15 de octubre pasado. “¡Qué pasa, qué pasa/que no tenemos casa!”, “¡Un desalojo/otra ocupación!”, y “¡Familia desahuciada/casa ocupada!”, fueron los lemas más coreados. Por la noche, los manifestantes cortaron el tráfico de la plaza y comenzaron una sentada para protestar por la vergüenza que supuso el operativo policial y las 200 personas que quedaron en la calle.

El operativo comenzó a las 7 de la mañana, cuando 18 furgonetas y varios agentes antidisturbios cortaron la calle Carretas y aledañas, procediendo al desalojo. La policía detuvo a 10 personas. La inmobiliaria Monteverde, propietaria del hotel, había presentado la denuncia el mes pasado.

El antiguo hotel fue organizado en distintas comisiones. Cuartos con letreros de dinamización, sanidad, cocina o taller se reparten en planta baja. En el hotel, que mantiene el lujo a pesar de no estar amueblado, funciona la corriente eléctrica. “Cada una de las plantas tiene cerca de 15 habitaciones”, explicó un indignado. “Podemos cederle una de las plantas a ellos.” Los indignados discutieron otras propuestas como la creación de un centro de coordinación para el 15-M, grupos de trabajo para parados y precarios, una universidad popular o cooperativas de consumo.

Durante la asamblea de ayer decenas de curiosos y simpatizantes se agrupaban frente al nuevo edificio ocupado en la calle Tres Peces. Desde las ventanas, varias personas miraban a la calle, algunos con el rostro tapado. En la puerta, los indignados hacían guardia y juntaban firmas para apoyar el centro. Cuando se abrieron las puertas, pasadas las 18, la sala de asamblea se vio desbordada, por lo que la reunión se trasladó a la calle Jacinto Benavente.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.