EL MUNDO › EL PRESIDENTE DE BOLIVIA RECONOCIO QUE TODAVIA FALTA AVANZAR EN LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCION

Evo inauguró la cumbre plurinacional

El encuentro fue organizado por el gobernante Movimiento al Socialismo y participan 600 dirigentes de organizaciones sociales. Los indígenas que se manifestaron contra la construcción de una ruta realizan hoy una cumbre paralela.

 Por Sebastián Ochoa

Desde Santa Cruz

Los variados sectores políticos del país despiden el año con diferentes reuniones, de las que plantean sacar agendas para 2012. La cita oficial es el Primer Encuentro Plurinacional, organizado en Cochabamba por el Movimiento al Socialismo (MAS), con la participación de 600 dirigentes de organizaciones sociales y funcionarios públicos. Una “contracumbre” comienza en esta ciudad hoy, preparada por los indígenas que marcharon desde Trinidad hasta La Paz para exigir al presidente Evo Morales respeto a los territorios indígenas –lo cual hasta el momento lograron a medias–. Y la Central Obrera Boliviana (COB) realiza una reunión ampliada, donde advierte que definiría acciones contra el gobierno.

“Hemos transformado a Bolivia de un Estado colonial mendigo a un Estado plurinacional digno. Que las conclusiones no sean para el Evo, para el Alvaro (el vicepresidente, García Linera) ni para el gobierno, sino para el pueblo boliviano”, dijo Morales ayer en la Casa Campestre, un hotel cinco estrellas donde reúne a la crema del oficialismo hasta pasado mañana. Allí elaborarán un documento que el gobierno promete cumplir.

Dejar de subsidiar los combustibles, tener más control de los medios de comunicación y pedir que una carretera finalmente atraviese al Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) pueden ser algunas de las determinaciones, de acuerdo con lo comentado por varios dirigentes sociales aliados a Morales en los últimos días.

“El gran deseo que tenemos es que los aportes de los movimientos sociales sean importantes para Bolivia. Este no es un encuentro para discutir temas particulares, sectoriales. Es para ver cómo Bolivia va a seguir creciendo en lo económico, es para ver cómo se ampliará el aparato productivo”, dijo el presidente. “¿Cuáles son nuestras debilidades? Tenemos debilidades en el tema de seguridad ciudadana, en el tema de la lucha contra el narcotráfico, contra la delincuencia, en el tema de la corrupción”, dijo Morales. Y reconoció el líder aymara: “Yo doy mi cabeza por las ministras, ministros, viceministros. Pueden equivocarse, pueden equivocarse de atender una demanda, pero robar desde el ministerio, ¡para nada! Pero en algunas estructuras intermedias o debajo todavía no se puede erradicar la corrupción, ésa es una de las debilidades”.

Desde el gobierno indicaron que éste es un primer encuentro, a reiterarse en las primeras semanas de enero para avanzar en la toma de determinaciones que “profundicen el proceso de cambio”, como dice el eslogan de esta reunión, de la que participa la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB). “Este es un encuentro inédito. Queremos construir con ustedes, queremos hacer un pacto indígena-empresarial en todos los niveles”, dijo con entusiasmo Daniel Sánchez, presidente de la CEPB, al inaugurar el encuentro.

La “contracumbre” indígena empieza hoy en Santa Cruz y terminará el jueves. Habían invitado al presidente y a los nueve gobernadores del país, pero ninguno contestó que sí. Aquí esperan contar con la presencia de organizaciones sociales urbanas, para no quedar aislados en sus comunidades, rota definitivamente la alianza del gobierno con las organizaciones indígenas nacionales: la Confederación de los Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) y el Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq). Adolfo Chávez Beyuma, presidente de la Cidob, dijo que no participan del Encuentro Plurinacional porque el presidente Morales se niega a respetar los acuerdos firmados con los indígenas que marcharon hasta La Paz, adonde habían llegado el 19 de octubre pasado. El primer consenso era sobre la carretera a través del Tipnis, que no debería construirse según esos documentos.

La COB inició ayer un ampliado, como respuesta al encuentro promovido por el gobierno nacional, donde –dicen los representantes de los obreros– el MAS buscará apoyo para encarar medidas poco populares, como el aumento del precio de los combustibles. Por eso no descartan planificar un instrumento político –algo así como un partido– de los trabajadores.

Compartir: 

Twitter
 

En Cochabamba, el mandatario Morales dio el puntapié inicial para que se discuta una agenda social.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.