EL MUNDO › EL PRESIDENTE PERUANO ANTES SE REUNIó CON SU PAR ESPAñOL, MARIANO RAJOY

Pragmático, Humala va a Davos

A una política exterior enfocada en lo comercial, Humala decidió sumarle una apuesta por la integración regional como otra prioridad, lo que representa un cambio fundamental con su antecesor Alan García.

 Por Carlos Noriega

Desde Lima

El presidente Ollanta Humala inició ayer su primera gira europea unos días después de que su vicepresidente renunciara por un escándalo de corrupción y en medio de fisuras en el gobierno por su distanciamiento de los sectores de izquierda que integran su administración. En su gira de cuatro días, Humala estará primero en España y luego en Suiza para participar en el Foro Económico de Davos. Poco antes de partir a Madrid, donde ayer se reunió con el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, y con el rey Juan Carlos, el presidente Humala declaró a la prensa española que la alianza Gana Perú, el frente progresista que lo llevó al poder, quedaba disuelto, lo que abre más la brecha entre el presidente y sus todavía aliados de izquierda.

España, la primera escala europea de Humala, es uno de los principales inversores en el Perú. Además de sus encuentros con Rajoy y Juan Carlos, Humala se reunirá hoy con representantes del empresariado español. “El viaje de Humala a España tiene como objetivo mantener la buena relación histórica con ese país, que es un gran inversor en el Perú y un importante vínculo para que el Perú se posicione bien en la Unión Europea. Por eso la importancia de las relaciones con España”, le señaló a Página/12 Ramiro Escobar, analista internacional y columnista del diario La República.

Sobre la relación que pueda tener Humala, que ganó las elecciones con un discurso progresista, con el derechista Rajoy, el analista precisa que “el hecho de que la derecha esté gobernando España es algo a lo cual la política exterior peruana no le da importancia. La lógica de la política exterior de Humala es no categorizar a los gobiernos en función de si son de izquierda o de derecha, es no ponerse en ningún bloque pro o anti”. Escobar define la política exterior del gobierno de Humala como “pragmática” y “no ideologizada”, que apuesta a “tener buenas relaciones con todos, sin importar si son gobiernos de derecha o de izquierda”.

El sábado, Humala viajará al Foro Económico de Davos, que reúne al establishment mundial neoliberal. Ahí, ante los representantes de las principales economías del mundo, de los organismos multilaterales y de las grandes empresas, el presidente peruano, que llegó al poder con un discurso de cambio del modelo neoliberal, buscará hacer bien la tarea para convencer de su reciente acercamiento a la ortodoxia económica y para presentarse como un amigo de los inversionistas. “Humala va a Davos porque es el sitio para dar una imagen internacional amigable al gran capital”, le señaló a este diario el economista Oscar Ugarteche.

A una política exterior enfocada en lo comercial, que ha sido la prioridad en los últimos veinte años, Humala ha decidido sumarle una apuesta por la integración regional como otra prioridad, lo que representa un cambio fundamental con su antecesor Alan García. “El gobierno de Humala le está dando mayor énfasis a la integración regional pero, manteniendo la importancia de la política comercial exterior, no se va a retroceder en los Tratados de Libre Comercio (TLC) impulsados en los últimos años”, dice Escobar. “Este mayor énfasis en la integración regional –agrega– responde a una cuestión política, pero también a un interés comercial, porque el intercambio comercial con los países de la región es importante para el Perú, especialmente para las pequeñas empresas que exportan productos elaborados.”

El gobierno de Humala apuesta a la integración regional a través del fortalecimiento de la Comunidad Andina, estrechar relaciones con el Mercosur y fortalecer Unasur como el gran referente de la integración regional. Una posible integración al ALBA, grupo promovido por el presidente venezolano Hugo Chávez, no está en el horizonte de la política exterior peruana. “Humala no se va a pelear con Chávez como hizo Alan García, pero tampoco se va a acercar demasiado”, afirma Escobar.

En la política regional de Humala hay un socio estratégico que se destaca sobre todo el resto: Brasil. “La prioridad en la región es Brasil, después vienen todos los otros países. Brasil es un socio fundamental para el Perú por razones geográficas y geopolíticas, por la importancia de poder mirar al Pacífico y al Atlántico, porque de por medio está la carretera interoceánica, un acuerdo energético, la construcción de hidroeléctricas en la Amazonia, pero también por una razón menos visible: tener una relación cercana con la gran potencia sudamericana fortalece al Perú frente a posibles relaciones problemáticas que podría tener con Chile”, señala Escobar.

En el caso de Chile, país con el cual las relaciones del Perú han estado marcadas por la tensión y por un diferendo limítrofe, el gobierno ha decidido darle continuidad a la política del gobierno anterior de mantener la controversia en la Corte Internacional de La Haya.

Sobre las relaciones fuera de la región, Ramiro Escobar indica que “el gobierno está viendo con importancia creciente a China. Con Estados Unidos las relaciones están en buen nivel. La reciente salida de Ricardo Soberón (el destituido zar antidrogas que planteó cambiar la estrategia de la lucha contra las drogas marcada por la influencia norteamericana) ayuda a no problematizar las relaciones con Estados Unidos. No hay ningún interés en estrechar relaciones con Irán”.

Compartir: 

Twitter
 

Humala ayer se reunió con el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, y con el rey Juan Carlos.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.