EL MUNDO › CORRUPCIóN EN EL GABINETE DEL FRANCéS SARKOZY

A juicio por tráfico de influencias

El ex ministro del Presupuesto y de Trabajo del gobierno del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, Eric Woerth, fue inculpado anoche por tráfico de influencia pasivo por los jueces de instrucción de Burdeos. La pena para este delito prevé hasta diez años de prisión y 150.000 euros de multa. Woerth está acusado de haber obtenido fondos ilegales para financiar la campaña de Nicolas Sarkozy en 2007. El dinero habría provenido de Liliane Bettencourt, heredera de la firma de cosméticos L’Oréal.

Las acusaciones proceden de la ex contadora del matrimonio Bettencourt, Claire Thibout. Ella declaró a la policía y a la Justicia en varias oportunidades que se le pidió a principios de 2007 que retirara 150.000 euros destinados a ser entregados a Woerth, por entonces tesorero del partido de Sarkozy. Thibout declaró al final que había entregado 50.000 euros en efectivo al ex hombre de confianza de la millonaria, Patrice de Maistre, quien le dio a entender que los iba a entregar al día siguiente a Woerth para financiar la campaña electoral de Sarkozy. El financiamiento político está estrictamente reglamentado en Francia desde los años ’90, y las donaciones a personalidades o partidos políticos son posibles, aunque en cantidades limitadas.

De momento los jueces no retuvieron los cargos de financiamiento ilícito de partido político. La inculpación de Eric Woerth se produce en el peor momento para Nicolas Sarkozy: a menos de tres meses para la elección presidencial, en la que los sondeos dan ganador a su adversario socialista, François Hollande.

Woerth, de 56 años, era una de las figuras clave del gobierno de Sarkozy hasta que se vio obligado a dimitir en noviembre de 2010 a raíz del caso Bettencourt. A principios de 2011, los jueces allanaron su domicilio y la sede del partido. Y el mes pasado, el diario regional Sud-Ouest reveló que la Justicia francesa se proponía analizar las cuentas de la campaña de Sarkozy en 2007. Eric Woerth siempre refutó esas acusaciones. Este caso dio lugar a investigaciones en el terreno fiscal, a lo que se agregaron sospechas de favoritismo y de conflicto de intereses. Woerth fue acusado también de conflicto de intereses, dado que su esposa, Florence Woerth, fue contratada en 2007 (y hasta 2010) por la sociedad administradora del patrimonio de Liliane Bettencourt y dirigida por De Maistre, cuando él era ministro del Presupuesto y tesorero del partido. Esas sospechas se basan también en el hecho de que Woerth intervino para que le fuera otorgada una prestigiosa condecoración francesa, la Legión de Honor, a De Maistre en 2008, por lo que la Justicia decidió inculparlo de “tráfico de influencia pasivo”.

Pese a todos los desmentidos, incluso el de Sarkozy, este caso irritó suficientemente al poder como para que hiciera vigilar las comunicaciones telefónicas de periodistas que escribían al respecto.

Compartir: 

Twitter
 

Eric Woerth, ex ministro de Sarkozy y ex tesorero de su campaña.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.