EL MUNDO › LA OLA DE NARCOVIOLENCIA EN MEXICO SE COBRO AYER ADEMAS A CATORCE DECAPITADOS

Nueve cadáveres colgando de un puente

A esto se suma que el asesinato de cinco periodistas en los últimos días en México, tres de ellos desmembrados, desató condenas a nivel mundial, así como críticas de especialistas a las autoridades por la impunidad reinante.

Funeral de los fotoperiodistas desmembrados, Huge y Luna, ayer en Veracruz.
Imagen: AFP.

Los cuerpos de cuatro hombres y cinco mujeres, atados de manos y con vendas en ojos, fueron colgados ayer del puente de una de las principales rutas de acceso a la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Pocas horas después de colgar los cadáveres, catorce cabezas humanas fueron dejadas en tres hileras frente a la sede de la alcaldía, según despachos de periodistas locales que difundieron la información a través de colegas de otros estados, debido a que tienen “expresamente prohibido” publicar estos hechos.

Por otra parte, el asesinato en los últimos días de cinco periodistas, tres de ellos desmembrados, desató condenas a nivel mundial, así como críticas de especialistas a las autoridades por la impunidad reinante y por la incapacidad de la fiscalía especial que se ocupa de estos casos. La Sociedad Interamericana de Prensa repudió los homicidios. “Lo que debería ser un día de celebración y reconocimiento mundial a la labor de la prensa se ha convertido en una jornada de frustración ante una ola de violencia que busca silenciar a los periodistas”, señaló.

Las autoridades mexicanas encontraron los cuerpos mutilados de catorce personas, dentro de bolsas negras de plástico, frente al edificio de la Asociación de Agentes Aduanales en Nuevo Laredo, que se suman a las nueve víctimas que fueron colgadas en un puente de esta ciudad, fronteriza con la estadounidense Laredo, según informó una fuente del ejército mexicano.

Con ello se eleva la cifra de ejecutados a 23 en esta urbe tamaulipeca. Los automovilistas que transitaban por la zona quedaron horrorizados cuando aparecieron los cadáveres frente a sus ojos.

Miembros del ejército mexicano y de la marina se encargaron de retirar los cuerpos del puente Luis Donaldo Colosio, una vez que el Ministerio Público realizó las diligencias correspondientes. Fuentes militares indicaron que cinco de los cadáveres son hombres y el resto corresponde a mujeres. A un lado de los cuerpos fue colocado un mensaje donde se los acusa de ser los autores del coche-bomba que explotó recientemente frente al edificio de Seguridad Pública en la ciudad y de “calentar la plaza”, que en la jerga de los carteles significa hacer “demasiado ruido” para atraer a la policía.

Los testimonios de los automovilistas señalan que los cadáveres fueron colocados alrededor de las primeras horas de ayer y mostraban huellas de tortura, pero hasta ahora no fueron identificados. Las mujeres eran muy jóvenes, de no más de 23 años, y todos estaban vestidos de manera informal: llevaban las manos atadas y la mayoría tenía los ojos vendados.

Según fuentes no oficiales, en el cartel con el mensaje estaba la firma de la banda de narcos Los Zetas, que mantiene una guerra sin cuartel con el cártel del Golfo.

Los periodistas parecen haberse convertido en el principal blanco de los ataques de grupos armados en Veracruz, territorio de una encarnizada disputa entre el cartel de Los Zetas y otros grupos rivales, por su ubicación estratégica, pues se halla al sur de Tamaulipas, frontera con Estados Unidos, y posee uno de los principales centros portuarios del país.

Las últimas víctimas fueron tres fotógrafos y una trabajadora de un diario, cuyos cadáveres fueron hallados con marcas de tortura y desmembrados. Se trata de los fotorreporteros Gabriel Huge –que colaboró con el diario Notiver, uno de los más leídos de Veracruz, durante varios años–, de su sobrino Guillermo Luna y de Esteban Rodríguez, un reportero del periódico Dictamen, así como de una empleada administrativa de este mismo rotativo.

Los periodistas solían cubrir crímenes de bandas armadas y sus vínculos con funcionarios locales y provinciales y habían desaparecido un día antes. El representante del Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas en México , Javier Hernández, señaló que ese país se ubica en “zona roja” de los organismos internacionales por los asesinatos de periodistas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.