EL MUNDO › EN GRECIA FRACASó EL INTENTO DEL PARTIDO CONSERVADOR DE FORMAR GOBIERNO

La derecha no pudo tejer alianza

El líder de Nueva Democracia, Antonis Samaras, se quedó con las manos vacías. Ahora le toca negociar al dirigente de Syriza, que salió segundo en los comicios del domingo. Alemania reclama que Atenas cumpla con sus compromisos.

 Por Daniel Howden *

Desde Atenas

Grecia fracasó anoche en sus esfuerzos por forjar un gobierno “pro-europeo” después de una elección que dividió las aguas, en la que casi dos tercios de los votantes rechazaron el programa de ajuste que ha asegurado el rescate internacional del país. La perspectiva de una impasse en Atenas, nuevas elecciones el mes que viene y una posible salida del euro, hundió a los mercados, mientras Angela Merkel, la canciller alemana, advirtió que la economía más acuciada por problemas de Europa debe mantener sus compromisos con los líderes internacionales o enfrentarse al default.

Los dos partidos que formaban hasta ahora el gobierno de coalición en Grecia, el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) y el conservador Nueva Democracia (ND), no tendrán una mayoría suficiente para reeditar su alianza, tras sufrir un fuerte retroceso en las elecciones legislativas del domingo. Mientras que nuevas fuerzas como el partido de izquierda radical Syriza, que salió segundo el domingo, celebraban el derrocamiento del sistema de dos partidos, los analistas advirtieron que Grecia puede llegar a quedarse sin gobierno y verse obligada a volver a las urnas el próximo mes. Si este país no puede asegurarse su próxima partida de préstamos en junio, entonces se verá forzado a la bancarrota y fuera del euro, una perspectiva que sacudió a los mercados de valores del mundo.

La confusión en Atenas iba de la mano con los nervios por la elección en Francia también anteayer, que llevó al socialista François Hollande al poder, y que inicialmente hizo descender las acciones a su nivel más bajo en más de cuatro meses. En especial, el mercado griego tuvo un día difícil, cayendo 8 por ciento cuando los inversores apostaron a que estaba a un paso del default y la partida de la Eurozona.

La elección en Grecia mostró un abrumador voto mayoritario contra los partidos que trataron de implementar un programa de reformas estructurales a cambio de un paquete de rescate por 174 mil millones de euros, que en Grecia le dicen “memorandum”. El líder del partido conservador Nueva Democracia, Antonis Samaras, fracasó anoche en sus intentos de encontrar un socio para una coalición para un gobierno de unidad. Ese mandato pasa hoy al segundo partido mejor ubicado, Syriza, un grupo de izquierda que enfocó su campaña en un rechazo al ajuste.

Aun si se encontrara una fórmula para otra coalición en los próximos dos días, tendrá una escasa mayoría y muy probablemente se enfrente a una resistencia sin precedente dentro y fuera del Parlamento. “Un gobierno pro-memorandum no tendrá ninguna legitimidad”, advirtió Philip Ammerman, un analista financiero que trabaja en Atenas. “Cualquiera sea el gobierno que salga de eso, tendrá corta vida.”

Los grandes ganadores de la elección del domingo hicieron su campaña con la promesa de que convencerían a la troika –la UE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional– de que renegocie los términos del memorandum. Los partidos como Syriza dijeron a los votantes que el dilema de austeridad o caos era falso y que ellos tenían la oportunidad de “enviar un mensaje a Europa” ignorando las amenazas de un inminente default y una salida del euro.

Los partidos más pequeños que se beneficiaron con el voto de protesta del domingo tienen poco incentivo para unirse a un gobierno de unidad que estaría bajo una intensa presión para abrirse paso a través de los impopulares recortes y reformas. Syriza, con su líder de 37 años, Alexis Tsipras, rechazó el pedido de Nueva Democracia para entrar a conversaciones para un coalición y dejó abierta la puerta a un “gobierno de izquierda”. “Lo más probable es que vayamos a elecciones nuevamente enseguida”, dijo una fuente del partido.

Viendo que su cuota del voto saltó del 3 por ciento a casi el 17 por ciento, y con el segundo puesto detrás de los conservadores, los izquierdistas están buscando otra elección de la que resulten el partido principal, que bajo el sistema electoral griego les daría un plus de 50 bancas más.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Samaras fracasó en el intento de reeditar la coalición de gobierno con los socialistas.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.